Un lobo de las finanzas llamado George Frideric Handel

POR Opera Mundi

Handel llegó a Londres en 1714, donde hizo dinero en el negocio que conocía, en los espectáculos, invirtiendo en óperas, por ejemplo. Aunque también especuló en los nuevos y emergentes mercados financieros a través de una empresa llamada South Sea

HandelGeorge Frideric Handel: Composer’s life & music (www.classicfm.com)

La personalidad musical del compositor George Frideric Handel es de todos conocida: era un genio, un caudal de creatividad. Es menos conocida es la gran habilidad que el artista tenía para las finanzas: era un verdadero lobo. De acuerdo con uno de los libros de registro del Banco de Inglaterra, el músico alcanzó una fortuna equivalente a 4.5 millones de dólares de hoy. Nacido en Alemania en 1685, Handel pasó gran parte de su vida en Londres, a donde llegó acompañando a quien fuera su patrón en la ciudad de Hanover, una vez que éste se convirtió en Jorge I de Inglaterra en 1714. Una vez establecido en Londres, el compositor se dedicó a hacer dinero con base en el negocio que conocía: fue un empresario del espectáculo, invirtiendo su propio dinero en óperas, por ejemplo, Su fortuna creció a la par de la popularidad de la ópera y los oratorios. Aunque también especuló en los nuevos y emergentes mercados financieros a través de una empresa llamada South Sea. Así, contrariamente a la mayoría de los artistas de su época, Handel no depender de un mecenas de la corte o de la iglesia.