Cumple 16 años la decodificiación del genoma humano

El Proyecto Genoma Humano fue un proyecto de investigación científica con el objetivo fundamental de determinar la secuencia de pares de bases químicas que componen el ADN e identificar y cartografiar los aproximadamente 20 mil-25 mil genes del genoma humano desde un punto de vista físico y funcional

POR OTR Press

El Proyecto Genoma Humano fue un proyecto de investigación científica con el objetivo fundamental de determinar la secuencia de pares de bases químicas que componen el ADN e identificar y cartografiar los aproximadamente 20 mil-25 mil genes del genoma humano desde un punto de vista físico y funcional

GenomaOrganizan un 2º Proyecto Genoma Humano de forma secreta (www.omicrono.com)

El 26 de junio de 2000, el gobierno estadounidense anunció la decodificación del ADN humano, lo que se conoció como el “Libro Genético de la Vida Humana”: el genoma humano, un hito sin precedentes que revolucionó la investigación de la genética.

El llamado Proyecto del Genoma Humano (PGH) fue el resultado de 10 años de trabajo de unos 3 mil científicos de 20 institutos de seis países del mundo y fue financiado fundamentalmente por el gobierno de Estados Unidos y por la empresa Celera Genomics de Rockville (Maryland).

Los científicos presentaron de forma conjunta sus hallazgos de 97 por ciento del código genético de los seres humanos simultáneamente en Tokio, Berlín, París, Londres y Washington. El director del Proyecto Genoma Humano, Francis Collins, y el representante de Celera, Craig Venter, hicieron el anuncio en la Casa Blanca, con la presencia de Bill Clinton, el entonces presidente de Estados Unidos, y el también Primer ministro inglés Tony Blair.

El Proyecto Genoma Humano fue un esquema de investigación científica con el objetivo fundamental de determinar la secuencia de pares de bases químicas que componen el ADN e identificar y cartografiar los aproximadamente 20 mil-25 mil genes del genoma humano desde un punto de vista físico y funcional.

Conocer el perfil de ADN humano ha planteado algunas cuestiones éticas, pero muchos consideran que este conocimiento ha sido beneficioso para mejorar las pruebas genéticas, la localización de los genes que podrían estar vinculados a un aumento de probabilidades de heredar una enfermedad, para los nuevos tratamientos de terapia génica y el conocimiento sobre cómo los humanos han evolucionado, además de permitir personalizar la medicación.

La información sobre el ADN de una persona también ha sido útil para la ciencia forense. La huella genética fue inventada en 1985 por Alec Jeffreys en la Universidad de Leicester y utiliza algunas de las pequeñas diferencias entre el ADN de diferentes personas para hacer una imagen más bien como un código de barras.

Si se ponen a prueba suficientes partes del ADN es muy poco probable que dos huellas dactilares de ADN idénticas pertenezcan a dos personas diferentes. Esto hace que el método sea muy útil para hacer coincidir las muestras encontradas en la escena de un crimen.

La nueva meta es sintetizar el genoma humano en laboratorio, de acuerdo con el anuncio reciente de investigadores estadounidenses sobre un proyecto que podría revolucionar la biotecnología pero provoca inquietudes sobre el plano ético.

La descripción del proyecto bautizado Human Genome Project-Write o HGP-write fue publicada en la revista Science y ya desencadenó críticas de varios científicos acerca de su ética, a causa de su potencial capacidad para crear niños sin padres biológicos.

De acuerdo con los 25 promotores de HGP-write, entre ellos George Church, profesor de genética de la facultad de Medicina de Harvard, y Jef Boeke, del centro médico Langone de la Universidad de Nueva York, la iniciativa debería permitir numerosos avances científicos y médicos, alentando la posibilidad de fabricar grandes partidas de ADN a un costo muy reducido.

“Las aplicaciones potenciales de los resultados de HGP-write son principalmente la posibilidad de crear órganos humanos para trasplantes y producir tipos de células resistentes a todos los virus y cánceres”, explicaron los investigadores.

 

Junio 26, 2016.