Historia del anillo del metro de Londres

En 1908 las diferentes compañías ferroviarias que operaban en el suburbano del metro de Londres acordaron utilizar el término Underground para promocionar de forma conjunta sus servicios. Así nació el primer logo del tube londinense, un sólido disco rojo enmarcado con moldura de madera y con una barra horizontal con el nombre de la estación

POR David Ávila

En 1908 las diferentes compañías ferroviarias que operaban en el suburbano del metro de Londres acordaron utilizar el término Underground para promocionar de forma conjunta sus servicios. Así nació el primer logo del tube londinense, un sólido disco rojo enmarcado con moldura de madera y con una barra horizontal con el nombre de la estación

Underground

El logo del metro de Londres se ha convertido con el paso del tiempo en un símbolo mundialmente reconocido. Este distintivo es una de las señas de identidad de la ciudad británica y ha pasado de ser un mero indicativo de las estaciones del metro a una marca comercial plasmada en miles de objetos y souvenirs adquiridos masivamente por los turistas como recuerdo de la ciudad.

A pesar de que son muy pocos aquellos que no reconocen el roundel del metro de Londres, bien es cierto que no todos tienen conocimiento de la historia que existe detrás de este símbolo de la ciudad del Támesis.

 

Empezó a usarse en 1908

Fue en 1908 cuando las diferentes compañías ferroviarias que operaban en el suburbano del metro de Londres decidieron ponerse de acuerdo y utilizar el término Underground para promocionar de forma conjunta sus servicios. De esta manera nació el primer logo del tube londinense, un sólido disco rojo enmarcado con moldura de madera y con una barra horizontal con el nombre de la estación.

En 1912 el símbolo sufrió su primera gran modificación cuando la London General Omnibus Company (LGOC) pasa a formar parte del metro. La llegada de esta compañía combina el círculo rojo y barra azul con una rueda alada, por aquel entonces seña de identidad de la LGOC.

Desde mediados del año 1914, el Metropolitan Railway introdujo su propia versión del roundel en el metro de Londres. El símbolo pasó de ser un círculo rojo a un diamante, y empezó a aparecer en diverso material publicitario, horarios y calendarios. Este diseño todavía se puede ver a día de hoy en la fachada de la estación de Farringdon.

Corría el año 1917 cuando el sólido círculo rojo y el diamante dejaron de usarse y se unificó la marca del metro en el anillo rojo cruzado por una barra azul y letras azules que, con algunas modificaciones, conocemos hoy en día. Fue a principio del año 1920 cuando este indicativo empezó a aparecer tanto en las paredes de las plataformas del metro como en el exterior de las estaciones.

A principios de los años 30, y coincidiendo con la ampliación y expansión del metro de Londres, el roundel empezó a usarse no sólo en las plataformas del underground, sino en las paradas de autobús de la ciudad. Esa fue una iniciativa del London Passenger Transport Board, el cual adoptó en 1933 la marca comercial de London Transport para unificar el transporte público de la ciudad. La unificación simbólica duró muy poco, pues en 1935 Hans Schleger se encargó de rediseñar el logo en las líneas de autobuses para diferenciarlo del metro.

Empresa pública

El transporte de Londres pasó a ser de propiedad pública en 1947, aunque el cambio de manos no supuso modificaciones significativas en el logotipo. Tras la II Guerra Mundial se comenzó a minimizar y simplificar los diseños (para ahorrar costes de fabricación y mantenimiento). Esa transformación también afectó al roundel. Las letras de la barra azul pasaron a ser del mismo tamaño y desaparecieron las líneas y los guiones en los nombres de las estaciones.

Fue en 1972 cuando el roundel fue nombrado de manera oficial el símbolo corporativo del transporte de Londres. Como resultado, la Design Research Unit revisó el diseño, el uso del logotipo y su tipografía. A partir de los años 70, el redondel (blanco entero) apareció en los laterales de los autobuses de Londres.

A partir de 2000 se creó la Transport for London (TfL). Esta compañía se hace cargo de todo el transporte público de la ciudad, incluido el metro, los autobuses, London Rail, London River Services, etcétera. En lugar de volver a transformar el roundel, TfL decidió mantener el tradicional logotipo y diferenciar cada uno de sus servicios con un color diferente. En este proceso se eliminó cualquier logotipo existente en el transporte público que no fuese un redondel. De ahí que hoy en día el metro, el overground, el DLR o los autobuses entre otros medios usen el mismo logo pero con distinto color.

 

Tomado de: El Ibérico. El Periódico en Español de Londres. Julio 7, 2016.