¿Oculta sus intenciones, es usted sifilítico, o por qué los lentes oscuros?

En la venerable China del siglo XII, los jueces utilizaban gafas oscuras para no revelar sus intenciones y veredictos a través de la mirada. Esta secrecía se lograba oscureciéndolos los cristales mediante la técnica del ahumado

POR Opera Mundi

En la venerable China del siglo XII, los jueces utilizaban gafas oscuras para no revelar sus intenciones y veredictos a través de la mirada. Esta secrecía se lograba oscureciéndolos los cristales mediante la técnica del ahumado

VampiresBFI London Film Festival (www.bfi.org.uk)

Si eres de los que usan lentes oscuros (como yo) sin que necesariamente seas un grifo seguro, quizás te gusten los datos siguientes de las gafas que no te quitas ni para dormir. Estos artefactos comenzaron a usarse en la antigua China del siglo XII, donde los jueces las utilizaban para no revelar sus intenciones y veredictos a través de la mirada. Esta secrecía se lograba oscureciéndolos los cristales de las gafas mediante la técnica del ahumado. En el siglo XVIII, el óptico británico James Ayscough tintó de color verde o azul los anteojos que portaban los de sífilis, mitigando así la fotosensibilidad de los enfermos. Después, en los años 30 del siglo XX, llegó el glamur del cine, las explosiones de luz de los reporteros y las gafas oscuras de los actores para evitar las molestas bolitas blancas post deslumbramiento. La compañía Foster Grant intuyó que se encontraba ante la oportunidad de un excelente nicho de mercado y en 1929 arrancó la comercialización masiva de las primeras gafas de sol. Siete años después (1936) aparecieron las gafas de sol polarizadas, creadas por Edwin Herbert Land, quien fue el fundador en 1932 de los Laboratorios Land-Wheelwright, cuyo nombre quizás no dice mucho, pero que en 1935 se convirtieron en los Laboratorios Polaroid.