Las obras escritas por Shakespeare y Marlowe

El investigador Gary Taylor señala que muchos académicos sabían desde hace tiempo que Shakespeare trabajó con otros escritores en algunas obras. La idea de que colaboró con Marlowe en las obras de Enrique VI había sido debatida durante siglos, pero no había sido posible demostrarlo hasta ahora

Oxford to make Christopher Marlowe a Shakespeare co-writer for… (CBS News)

POR Agencias

El investigador Gary Taylor señala que muchos académicos sabían desde hace tiempo que Shakespeare trabajó con otros escritores en algunas obras. La idea de que colaboró con Marlowe en las obras de Enrique VI había sido debatida durante siglos, pero no había sido posible demostrarlo hasta ahora

Madrid. Después de siglos de especulación y teorías de la conspiración, la ciencia le da la razón a Marlowe. Una nueva edición de las obras completas de William Shakespeare acreditará a Christopher Marlowe como autor a tres de sus creaciones.

Se acredita así la estrecha relación entre los dos grandes escritores, a los que se les presumía una enorme rivalidad, y algo que siempre habían negado los expertos en la obra del bardo de Stratford Upon Avon.

El análisis en cuestión se basó en aplicar un modelo estadístico que mide la frecuencia y ubicación en el texto de conectores lógicos y preposiciones como “el”, “y”, “o”, etcétera.

La investigación, que será publicada próximamente en el Shakespeare Quarterly, trata de ser así lo más objetiva posible, en lugar de analizar otro tipo de palabras, como el vocabulario o el estilo, que puede ser mimetizado o copiado por un buen imitador.

“Shakespeare ha entrado en el mundo del big data y hay ciertas cuestiones que ahora somos capaces de responder con más seguridad”, señaló Gary Taylor, uno de los editores senior del proyecto.

Taylor sostiene que muchos académicos habían sabido durante tiempo que Shakespeare trabajó con otros escritores en algunas obras. La idea de que colaboró con Marlowe en las obras de Enrique VI había sido debatida durante siglos, pero no había sido posible demostrarlo hasta ahora.

El consenso académico actual, por ejemplo, reconoce a John Fletcher como coautor de al menos una de las obras tardías de Shakespeare, The Two Noble Kinsmen.

Marlowe, principal candidato

En otras épocas, se habían usado bases de datos de obras y otros escritos del periodo isabelino, no sólo de Shakespeare o Marlowe sino de otros muchos de la época, para buscar palabras distintivas o combinaciones de palabras.

Los académicos que trabajaron en el New Oxford Shakespeare, y otros que aportaron revisiones a los descubrimientos, estaban prácticamente seguros de la autoría de Marlowe en algunas obras de Enrique VI, expresó Taylor.

El algoritmo fue alimentado con todas las obras de Shakespeare, produciendo así una huella estilística propia del bardo. Posteriormente se derivaron las huellas estilísticas de otros contemporáneos suyos, incluyendo a Fletcher, Christopher Marlowe, Thomas Middleton y Ben Jonson, entre otros.

Después, combinaron todos los textos de los candidatos en un perfil unificado para producir una huella “promedio” del estilo de los autores dramáticos de lengua inglesa durante ese periodo.

El análisis de las redes de palabras adyacentes en el corpus de Shakespeare sugiere que las tres obras sobre el rey Henry VI diferían en estilo de otras obras del autor.

Estas anomalías insinúan que Shakespeare no las escribió por sí solo, no porque su calidad “literaria” sea distinta, sino porque la utilización de las palabras no es consistente con la huella estilística del autor.

¿Se apreciaron o se odiaron?

Los investigadores compararon la huella estilística de las tres partes de Henry VI y las contrastaron con la de otros autores contemporáneos, lo que indicó semejanzas con las huellas de Marlowe y George Peele.

Los expertos recuerdan que la colaboración entre escritores era completamente normal en el periodo isabelino, y no había indicios de secretos o conspiración en relación al trabajo de ambos genios.

Otra historia, que la ciencia y la tecnología nunca podrán saber, es si se admiraban o, como siempre se ha dicho, eran grandes rivales.

Diciembre 1, 2016.