Ancianas: las malas de los cuentos infantiles

Los cuentos de hadas funcionaban como una especie de libro de las normas sociales y por tanto transmitían mensajes que la sociedad quería que estuviesen claros. Uno de ellos era (por mucho que nos cueste comprenderlo a los receptores de los cuentos en la actualidad) que las mujeres poderosas son peligrosas y tienen una parte negativa y mala

1000+ images about Witches (Pinterest)

POR Redacción Multimedia

Los cuentos de hadas funcionaban como una especie de libro de las normas sociales y por tanto transmitían mensajes que la sociedad quería que estuviesen claros. Uno de ellos era (por mucho que nos cueste comprenderlo a los receptores de los cuentos en la actualidad) que las mujeres poderosas son peligrosas y tienen una parte negativa y mala

Por lo general las malas de los cuentos infantiles son ancianas y en vista que muchos se preguntan por qué, un medio extranjero dio algunas hipótesis.

La respuesta, han explicado expertas en cuentos de hadas y folklore a NPR, la radio pública estadounidense, es compleja. Por un lado está la cuestión de que las malas de los cuentos de hadas tienen un gran control de la magia. Suelen ser brujas y hechiceras, por así decirlo, de nivel avanzado, y para llegar a esos niveles es necesario no sólo un gran control de los poderes sino también mucho conocimiento. Sólo el tiempo puede darlo.

Por otro lado, estas malas mujeres, que son además viejecillas, tienen un elemento a su favor a la hora de crear tensión dramática: son mucho más inquietantes que los demás posibles malvados. En definitiva, dan mucho más miedo. La razón de esto está en su condición de madres potenciales. Como explica una de las expertas, los niños tienden a ver a las madres de dos maneras. O bien es la madre malvada que pone reglas (y es mala) o es la madre bondadosa que salva a todo el mundo. Esta separación funciona también para entender por qué las malas viejecillas dan tanto miedo: las ancianas o son abuelitas encantadoras o son decididamente malvadas.

Y a eso se suma el hecho de que los cuentos de hadas funcionaban como una especie de libro de las normas sociales y por tanto transmitían mensajes que la sociedad quería que estuviesen claros. Uno de ellos era (por mucho que nos cueste comprenderlo a los receptores de los cuentos en la actualidad) que las mujeres poderosas son peligrosas y tienen una parte negativa y mala.

Febrero 17, 2017.