Brujas ayer y hoy: la sabiduría de la Diosa Madre

(@EnConcreto)

POR Gladys González

Lejos de ser personajes repulsivos o malignos, en general eran concebidas como mujeres sabias que utilizaban remedios con plantas que veneraban deidades femeninas con mucho poder, y a los elementos de la naturaleza como el aire, fuego, agua, y tierra. Esta última representada como la Diosa madre

“¡Ya lo chupó la bruja!” Solía decir la abuela cuando algo había salido mal. A las brujas siempre se les ha visto con cierto recelo, aun en esta época moderna, más allá de la libertad de creencia que se presume como parte de nuestro carácter de “civilizados”.

Brujas hay de todos los tipos, cada sociedad tiene una representación de ellas y cierta o no, la imagen colectiva las acompaña.  Aunque la percepción de las brujas ha cambiado con los siglos, siguen generando ese halo de misterio y temor que se fortaleció con la cacería que hizo de ellas la Santa Inquisición.

No esperes verlas volando sobre una escoba. Tampoco que en la nariz tengan una horrible verruga o que vistan completamente de negro. La visión moderna de las brujas tiene que ver con esas y otro tipo de actividades. No está de más un breve recorrido por su historia.

Los celtas

En la cultura celta, la clase sacerdotal o espiritual era conformada por los druidas, que en general eran hombres, pero entre ellos existen indicios de las primeras manifestaciones de la figura de la bruja.

Lejos de ser personajes repulsivos o malignos, en general eran concebidas como mujeres sabias que utilizaban remedios con plantas que veneraban deidades femeninas con mucho poder, y a los elementos de la naturaleza como el aire, fuego, agua, y tierra. Esta última representada como la Diosa Madre.

De hecho, lo que ahora conocemos como noche de Halloween, tiene uno de sus orígenes en la celebración que los druidas realizaban cada año, conocida como el Samhain, y que se realizaba del 31 de octubre al 5 de noviembre.

Cuando la celebración druida se mezcló con las tradiciones anglosajonas, el resultado fue Halloween (All Hollows Eve, o Víspera de todos los santos).

No era un festejo para invocar malos espíritus. Se celebraba el final del verano y las cosechas obtenidas, y se purificaban aquellos utensilios, como escobas y cucharas para las pócimas, con los que se sanaba a los otros durante todo el año, la purificación se hacía en grandes hogueras.

Este festejo, el más importante de los celtas, tiene unos 3 mil años celebrándose, porque aun en nuestros días, muchos seguidores del rito lo siguen llevando a cabo en distintas partes del mundo.

La brujería y la Santa Inquisición

Black Magic Woman: 10 Sexy Witches of Television and Film (lipslounge)

Durante la Edad Media y siglos posteriores, las deidades femeninas fueron perdiendo poder y seguidores. Además, la difusión del cristianismo como forma de fe y a medida que el catolicismo fue ganando terreno, las prácticas paganas fueron prohibidas y severamente castigadas.

La institución que se encargaba de vigilar a los posibles “herejes” fue la Santa Inquisición, que nació en el sur de Francia, aproximadamente en 1184. Fue famosa por haber quemado en la hoguera a miles de personas acusadas de brujería.

El ex secretario español de la inquisición, Juan Antonio Llorente (1756-1823), hizo uno de los primeros registros de la institución que se encargaba de perseguir y castigar a aquellos herejes que eran denunciados y quemados en la hoguera.

Porque en muchos de los casos, y sin pruebas, la Inquisición determinaba que los enjuiciados eran culpables.

Existen muchos casos famosos de mujeres o comunidades que fueron juzgados por practicar la brujería, aunque después se determinó que las pruebas en contra de los condenados, habían sido insuficientes.

Una de las “estrategias” utilizadas por el Santo Oficio para condenar a las supuestas brujas, era utilizar a niños o adolescentes para que testificaran en los juicios: los menores solían decir que habían visto a tal o cual persona practicar la hechicería, o que les habían hecho algo parecido al “mal de ojo”.

Uno de los episodios más famosos es el las brujas de Zugarramurdi.

En ese caso, ocurrido en España, dieciocho personas fueron “perdonadas” porque confesaron ser culpables y pidieron misericordia del tribunal.

Las seis personas que se resistieron fueron quemadas vivas; además cinco fueron declaradas culpables aunque ya habían muerto.

En México, el tribunal del Santo oficio se extinguió el 31 de mayo de 1820, por un decreto. Sin embargo, a través de la visión religiosa bien arraigada por siglos de evangelización, las brujas y hechiceras ya eran algo considerado maligno.

La brujería de hoy en México

Es difícil imaginar la vida en cualquier ciudad sin personajes como las brujas. En México, a partir de la fusión de distintas culturas, la creencia en lo sobrenatural y los remedios “mágicos” forman parte del día a día.

Un lugar común para encontrar la “ayuda” necesaria, ya sea para cosas del amor, trabajo, familia, es el Mercado de Sonora. Por ejemplo, tenemos el caso de Estela y Marisela, que se dedican a hacer cosas que beneficien a quienes acuden para solicitar sus servicios.

Marisela ya lleva más de 50 años dando “consulta”: “Hay gente que nos sigue y nos busca”.

Comentan que el mes en que más atienden personas es en diciembre. “En diciembre vienen más, para empezar bien el año”.

La brujería sigue practicándose en todo el mundo. Para encontrar al amor de tu vida, para acabar con tus enemigos o descubrirlos, para cuidar de aquellos que se ama, para quitar el “mal de ojo”, o simplemente para saber qué nos depara el futuro.

Porque al fin de cuentas, a nadie le cae mal una ayudadita.

Tomado de: El Debate. Abril 17, 2016,