Cuéntame una historia de amor

Elizabeth Estolano, Karina Castillo e Ivonne Quijas escuchan anécdotas gratis, con las que planean hacer un libro de cuentos. Inspirada en una historia que se hizo viral en Internet sobre un adulto mayor que escucha de extraños sus historias de amor, la joven escritora, Elizabeth Estolano Gutiérrez, puso en marcha este experimento social

Ivonne Quijas, Elizabeth Estolano y Karina Castillo realizan el experimento social “Se escuchan historias de amor gratis” (Noroeste/ Sinaloa)

POR Félix Rodríguez

Elizabeth Estolano, Karina Castillo e Ivonne Quijas escuchan anécdotas gratis, con las que planean hacer un libro de cuentos. Inspirada en una historia que se hizo viral en Internet sobre un adulto mayor que escucha de extraños sus historias de amor, la joven escritora, Elizabeth Estolano Gutiérrez, puso en marcha este experimento social

Elizabeth espera su “cita a ciegas” para que le hable de amor. Está sentada en una silla de las tres que rodean una pequeña mesa de herrería y madera, con una botella de vino tinto, copas y una rosa con los que planea consentir a su invitado. La voz de Adele suena con su tema Hello y el romanticismo “se huele”. Luce tranquila y se le ve segura de que no la dejarán plantada.

Sin embargo, la media luz del bar permite ver un letrero en su mesa que dice “Se escuchan historias de amor gratis”.

Inspirada en una historia que se hizo viral en Internet, sobre un adulto mayor que escucha de extraños sus historias de amor, la joven escritora, Elizabeth Estolano Gutiérrez, puso en marcha en el puerto este experimento social.

En el proyecto la acompañan también las autoras Karina Castillo e Ivonne Quijas, y la idea es compilar las historias que obtengan en un libro de cuentos de amor.

“Les platiqué del proyecto y les gustó, y al final todas las historias que se rescaten aquí, nos vamos a reunir, vamos a hablar de lo que escuchamos, cada quien se va a ir a su casa, va a narrar ya realmente el cuento, porque va a ser de cuentos, y vamos a hacer un libro”, señaló Estolano.

Alrededor de las 20:30 horas de un sábado, cada una de las escritoras del taller de literatura La Nave de los Sueños, coordinado por Melly Peraza, ocupó una mesa de un céntrico bar de la ciudad y esperaron a aquellos que quisieran compartir su historia de amor con ellas.

“Los participantes llegan, les platicamos el proyecto un poquito, que se va a respetar la confidencialidad, si ellos quieren que aparezca su nombre, si no quieren que aparezca”, explicó la escritora.

“Sobre la historia que ellos nos cuenten, nosotros vamos a modificar, vamos a meterle un poquito más, de acuerdo con lo que ellos quieran también, si ellos quieren; todo va a ser de acuerdo con lo que el participante quiera. Si él nos da permiso de manipular la historia, nosotros lo vamos a hacer”, agregó.

Cuéntaselo a un extraño

El experimento social reproducido en Mazatlán se antoja “raro”, pero ¿por qué no compartir su historia de amor a un extraño?

Durante poco más de tres horas que estuvieron las escritoras en el lugar, charlaron con siete personas que decidieron hablar de sus amores, a quienes tal vez nunca habían visto en su vida.

Aunque en un principio a los relatores se les ve nerviosos, poco a poco las mesas en las que están comienzan a confundirse con otras donde hay parejas de enamorados o mejores amigos. La atmósfera es la adecuada: música romántica y alegre, una copa de vino y una rosa.

Elizabeth Estolano comentó que ella y sus colegas planean dar continuidad al proyecto, e invitaron a quienes deseen hablar de sus amores a estar atentos, porque en los próximos días estarán en Olas Altas y en las plazuelas Machado y Zaragoza.

“Espero que este proyecto continúe, que en otro momento pueda ser, no sé, en la Plazuela Machado, en algún otro lugar en donde más gente se pueda sentar a platicar, porque es una terapia preciosa sentarse a platicar con un amigo, tomarte un cafecito y contarle tu historia, a lo mejor a algún extraño que sabes que no te va a juzgar, que no te conoce, y tú descansas”.

Tomado de: Noroeste. Mayo 14, 2017.