Cómo tener una relación no monógama

(Jamie Lee Curtis Taete)

POR Monica Heisey

Algunos argumentan que la no monogamia era el estado natural al inicio de la humanidad. En las comunidades, los integrantes cogían unos con otros y criaban a los hijos de todos mientras vagaban por el mundo buscando comida y disfrutando relaciones con múltiples parejas hasta que se impuso la propiedad privada, el patriarcado, el capitalismo

No ser monógamo es bastante complicado. Puedes ser polígamo, swinger, amigo con derechos, tener una relación abierta, practicar “la nueva monogamia”, estar en un matrimonio grupal, tener un trío, ser parte de una comunidad intencional o de una tribu. Tus relaciones pueden ser sexuales, emocionales, pervertidas, o una mezcla de todas. Quizás ya tengas pareja pero sigues teniendo citas, ya seas casado pero con gusto tienes sexo con unos amigos o seas soltero pero estás consciente de que la monogamia convencional no es para ti. ¡Es demasiado! A continuación dejo una guía de la A a la Z sobre cómo hacer las cosas menos complicadas para que tú y tu tribu se pongan manos a la obra.

Abundancia

Si quieres resumir la no monogamia en una sola premisa, esta es: hay suficiente para todos. Hay suficiente espacio en tu cama para tres personas. Hay suficiente amor en el corazón de tu pareja, tanto que su amor por otra persona no va reducir el amor que siente por ti. Hay suficiente lujuria en tus genitales para tener sexo con alguien y luego ir a casa y tener sexo con alguien más y después, si quieres, salir de tu casa otra vez porque es miércoles y estás vivo. A esto se le llama tener una mentalidad de abundancia, que es lo opuesto a la mentalidad de la escasez, la clase de pensamiento en el que si descubres que tu novia considere que alguien más es sexualmente atractivo significa que, de algún modo, te considera menos atractivo.

Banalidad

Aunque las relaciones abiertas tiendan a evocar imágenes de tribus de amor con 40 integrantes y orgías salvajes en clubes de swingers (después hablo más sobre eso), en realidad es mucho más rutinaria. Las relaciones abiertas a menudo implican el mismo esfuerzo que requieren las relaciones normales, excepto que con más frecuencia. En esencia, la mayoría de las relaciones abiertas necesitan lo mismo (amor, cierto sentido de seguridad, sexo) que las relaciones convencionales. Lo siento, amigos, no es tan emocionante (excepto cuando sí lo es, pero explicaré eso más tarde).

Compersión (lo opuesto a sentir celos, o sea, estar feliz porque alguien está feliz)

Un sentimiento cálido que experimenta una persona cuando su pareja tiene interés sexual o emocional hacia otra persona. A veces se dice que es “lo opuesto a los celos”. La compersión es más o menos como tener un enamoramiento indirecto. No importa si tú compartes el sentimiento de atracción de tu pareja hacia la otra persona; la felicidad de tu pareja es tu felicidad.

Diálogo

Como se dijo en la letra B, la no monogamia implica aún más comunicación que las relaciones promedio, es decir, la misma cantidad pero en más ocasiones. Además, no hay muchos modelos a seguir. Lo que significa que tanto tú como tus parejas deben decidir entre ustedes qué les funciona menos. Indagar en territorio romántico inexplorado requiere charlas muy extensas. La palabra “diálogo” está mal aplicada porque pueden hablar más de dos personas, muchas más. La no monogamia significa hablar más sobre tus emociones (y las de otras personas) de lo que te imaginabas. En serio.

Evolución y otros argumentos

Algunos argumentan que la no monogamia era el estado natural en los inicios de la humanidad. En esta clase de comunidades, los integrantes cogían unos con otros y criaban a los hijos de todos mientras vagaban felizmente por el mundo buscando comida y disfrutando relaciones con múltiples parejas hasta que se impuso la propiedad privada, el patriarcado, el capitalismo y todos estos pensamientos negativos que trajo la monogamia. A pesar de que a veces simplifique demasiado el concepto, Christopher Ryan y Cacilda Jethá defienden convincentemente (aunque con controversia) este argumento en su libro llamado Sex at Dawn, que además incluye mucha información relevante sobre el sexo comunal.

(Jamie Lee Curtis Taete)

Fluidos de la unión

Un término que suena de ciencia ficción y que significa que ninguno de los miembros de la relación usa condones ni cualquier otra barrera durante el sexo.

Google (calendario)

Es muy común que haya un calendario grupal en las relaciones con parejas múltiples. De este modo, todos saben cuando tienen tiempo libre los demás y cuándo tienen una cita o algún pendiente en su trabajo. En estos calendarios se evita usar pronombres cuando se habla de su pareja o fingir que estar ocupado para tener tiempo a solas en una casa donde viven cinco adultos. Lo que quiero decir es que la administración del tiempo es vital si planeas ser un no monógamo activo.

Hacer demasiadas preguntas

Si revelas tu condición no monógama te arriesgas a miles de interrogatorios. Es bueno recordar que no estás obligado a responder nada y que tienes todo el derecho de hacer lo mismo: “Así que llevas casado siete años… ¿Cómo y qué tan seguido lo hacen? ¿Te preocupa que a tu pareja ya no le gustes? Cuéntame tus experiencias más íntimas y hazlo de forma casual en este bar”.

Inseguridad, inquietud

El argumento más común contra la no monogamia es: “No podría… me darían celos”. ¡La gente en relaciones no monógamas también siente celos! Es natural sentirse celoso cuando tu pareja anuncia que le atrae, va a salir o quiere acostarse con alguien más, en especial en una sociedad que considera el deseo de la esposa del prójimo como lo peor que le puedes hacer a alguien que amas. Sin embargo, después de pensar un rato (y entablar unas cuantas conversaciones serias de las que ya hablamos), los celos a menudo surgen por otros sentimientos, en especial, la inseguridad.

Jerarquía

Algunas relaciones no monógamas usan una estructura jerárquica para delinear el rango que tiene cada pareja ante los demás. La “pareja principal” suele ser una relación más estereotípica en la que las dos partes viven juntas o planean estar juntos por mucho tiempo. Una persona puede tener muchas otras parejas. El argumento evidente contra este término es que es muy grosero asignar un rango a las personas basándose en lo cercanas que son a ti. Es el equivalente polígamo de cuando anuncias que alguien es tu mejor amigo sin intenciones de ofender a tus otros amigos.

OK no es suficiente

Cuando quieres tener sexo, decir sólo “sí” no es lo mejor que puedes hacer. Se necesita que todos los participantes digan un “¡Sí por favor!” para que sea una relación no monógama feliz. Todos conocemos algún amigo que está “en una relación abierta” pero se nota que sólo uno de ellos se siente cómodo y que el otro se siente triste pero no lo dice, y que sólo es cuestión de tiempo antes de que terminen. Si quieres salir con alguien y estás seguro de que él o ella creen que tu otra pareja es sólo una fase y que un día las vas a superar y vas a sentar cabeza, es mejor que te alejes poco a poco. No va a terminar nada bien.

Largo plazo

Me baso únicamente sobre mi propia experiencia (como una mujer blanca cisgénero que vive en una gran ciudad). Conozco a muy pocas parejas de larga duración que no tengan alguna clase de “acuerdo” en lo que concierne a la fidelidad sexual, incluso aunque sea sólo un encuentro aislado o un trío una vez cada mil años. A la idea de longevidad romántica accesible gracias a una rara infidelidad sexual o emocional se le llama “la nueva monogamia”.

(Jamie Lee Curtis Taete)

Más polígamo que tú

No sé si el término que utilicé en verdad exista pero estoy segura de que hay algunos miembros de la comunidad no monógama que menosprecian la monogamia y la consideran como un estilo de vida reprimido que sólo conduce al celibato y la desdicha. Aunque la monogamia no es para todos, tampoco lo es la no monogamia. Pensar que eres una clase de ser híper iluminado por vivir como quieres es una mierda.

Nerds

Ya hablamos sobre esto. Algunas de las primeras personas en adoptar el estilo de vida no monógamo fueron sin duda alguna los nerds. Al igual que con la comunidad de pervertidos, no todos los monógamos son nerds. Sin embargo, definitivamente son una población con una tasa de tatuajes de Doctor Who por encima del promedio.

Orgías

Las orgías no son cosa de las historias sobre los años 70, las orgías sí suceden en la vida real en muchos lugares y estilos. El sexo grupal está vivo y sigue presente en 2014, desde las fiestas swinger clichés y las bolitas de personas amontonadas en los clubes de sexo hasta las fiestas en casa con grupos de amigos.

Perversión

No todos los no monógamos son pervertidos pero eso no significa que no crucen los límites uno del otro. Esto se debe probablemente a que los pervertidos son individuos increíblemente reservados. No es fácil encontrar una persona que quiera cenar contigo que esté dispuesta a ser tu baño humano después de la cena.

El BDSM y las relaciones fetichistas no tienen que ser sexuales. En teoría, una persona puede serle fiel sexual y emocionalmente a su pareja, y al mismo tiempo visitar a su “papi” durante los fines de semana para jugar ageplay.

Queer

La comunidad queer estaba en la no monogamia moral (y la no monogamia en general) mucho antes que los heterosexuales lo hicieran. Las personas más relajadas que conozco son los gays con parejas a largo plazo que tienen la libertad de coger con la persona quieran.

Reglas

Las reglas, al igual que las jerarquías, son un tema sensible en el mundo de la no monogamia. Muchos objetan el acto de limitar el comportamiento de sus parejas. Otros insisten que las reglas son necesarias para manejar los miles de conflictos que pueden surgir cuando dos personas tienen una relación, y aún más cuando es una relación de cuatro o cinco personas, cada una con sus propias relaciones. En mi experiencia, las reglas evolucionan con el tiempo, pero es importante llegar a acuerdos como punto de partida para las conversaciones sobre lo que te gusta y lo que no.

Swinging

El swinging (o intercambio de parejas) es la forma estrictamente sexual de la no monogamia. Al igual que las relaciones pervertidas, las polígamas (o de cualquier otra clase) puede existir de mil formas. Por ejemplo, en el “intercambio suave”, las parejas, juntas, coquetean con otras personas pero nunca tienen sexo con nadie más que con su compañero. Los swingers son los creadores del término “buffet adulto”, que es una fiesta privada donde todos los invitados pueden tener sexo entre ellos. Sólo porque el término “buffet adulto” es perfecto y muy gracioso, estoy dispuesta a ignorar el horrible término de “alfombra”.

The Ethical Slut [La zorra moralista]

El libro de Dossie Eaton y Janet Hardy que trata acerca de la no monogamia responsable puede llegar a ser muy difícil de leer. Está repleto del tipo de lenguaje que se esperaría de un texto escrito a finales de los 90 sobre las sexualidades alternativas escrito por dos personas que se describen en la introducción como “amantes, mejores amigas, coautoras y cómplices”. Sin embargo, si eres capaz de ignorar el vocabulario con palabras como “piedra lunar y Madre Tierra”, te darás cuenta de que el libro es una muy buena introducción a la no monogamia, además de un manual práctico para lograr la comunicación u honestidad en cualquier tipo de relación.

Unicornios

Un término asqueroso que se refiere al sueño no monógamo heteronormativo cisgénero blanco: una sexy mujer bisexual que esté dispuesta a salir o vivir exclusivamente con una pareja, es decir, algo así como volverse su esclava sexual para hacer tríos. Se les llama “unicornios” porque es una clase de relación muy común para las parejas que quieren echar un vistazo a la no monogamia. Aunque son muy pocas mujeres bisexuales las que están dispuestas a lidiar con esto.

Vocabulario

Como te puedes dar cuenta, el vocabulario no monógamo es vasto. Además de las palabras más populares como “polígamo” o “amigos con beneficios”, también hay otra formas más individuales para nombrar al tipo de relación que tiene una persona o a lo que siente. Por ejemplo, hay una palabra específica para llamar a un grupo de tres personas que están en una relación pero se ven entre ellos mismos como iguales.

World Wide Web (del romance)

Al parecer, OkCupid y Tinder son los medios favoritos hoy en día para conocer personas no monógamas. Internet ha beneficiado muchísimo el incremento de la conciencia general de las miles de formas de relaciones alternativas que existen. Si quieres conocer a personas no monógamas pero no sabes dónde empezar, OkCupid y Tinder son la mejor opción. Aunque debes estar preparado para recibir mensajes como: “¿No monógamo? Relájate. Creo que eres promiscuo. Ven, ¿quieres coger?”.

eXes

Si estás saliendo con muchas personas al mismo tiempo y todo dentro de la comunidad no monógama relativamente pequeña que hay en tu ciudad/pueblo, es evidente que vas a tener muchos ex novios/novias, y no hay mucho que puedas hacer al respecto. Trata de no ser un completo imbécil.

Generación Y

Es la generación que nació durante la época en la que se divorciaron más personas en Estados Unidos (que llegó a su punto máximo en la década de los 80 y ha disminuido poco a poco). Los que son parte de esa generación no están de acuerdo con los convencionalismos como la monogamia, la jornada laboral, la política general y el prejuicio contra que los hombres usen tangas. No importa si los adultos de hoy se consideren monógamos o no, definitivamente se van a casar algún día y van a “coquetear por ahí” o van a tener otras parejas. Es muy probable que experimenten con varios tipos de relaciones.

Zeitgeist

¿Te interesa la no monogamia? Perfecto. En la actualidad hay revistas y periódicos (también en la década pasada). Los medios de comunicación convencionales con frecuencia mencionan el tema únicamente en artículos de tendencias en la sección de estilo de vida. Aunque parece que cada vez hay más artículos de opinión al respecto. Por ejemplo, la revista Slate ha publicado más de 17 artículos sobre poliamor en los dos años recientes. Y ahora salió este artículo. ¡Bienvenido al grupo.

Tomado de: VICE! Septiembre 12, 2014.