Los recuerdos son cosa del pasado

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia y la Universidad McGill, en Estados Unidos realizaron un estudio donde se resalta la eliminación de recuerdos guardados en una misma neurona. En nuestro cerebro hay recuerdos que se fijan o se asocian con otros porque son aquellos que se relacionan con emociones intensas

Fascinating «Extinction Therapy» Could Be The Holy Grail In (FEELguide)

POR Dulce Pontaza

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia y la Universidad McGill, en Estados Unidos realizaron un estudio donde se resalta la eliminación de recuerdos guardados en una misma neurona. En nuestro cerebro hay recuerdos que se fijan o se asocian con otros porque son aquellos que se relacionan con emociones intensas

¿Te imaginas que se pudieran borrar ciertos recuerdos de tu memoria? Todos hemos vivido situaciones que, por alguna razón, quisiéramos eliminar de nuestra mente. Recuerdos que nos hacen sentir y revivir experiencias.

En la película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos los personajes principales conforman una pareja que se somete a un proceso en el que se les borran todos los recuerdos con el objetivo de olvidar su relación. La ciencia ya puede hacer algo similar.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia y la Universidad McGill, en Estados Unidos, realizaron un estudio donde se resalta la eliminación de recuerdos guardados en una misma neurona.

En nuestro cerebro hay recuerdos que se fijan o se asocian con otros porque son aquellos que se relacionan con emociones intensas o porque son experiencias particulares o no comunes.

Por ejemplo, en el caso de un asalto, fijamos en nuestra mente el recuerdo del miedo que sentimos al momento del ataque. Pero, también surgen los “recuerdos asociados” como la calle en la que íbamos, la ropa que vestíamos, lo que nos robaron y hacía dónde nos dirigíamos o de dónde veníamos.

En el experimento de la investigación fue una babosa marina del género aplysia la que ayudó a descubrir que sí es posible borrar ciertas recuerdos, pues ésta cuenta con neuronas de gran tamaño, lo que facilitó el proceso de la memoria en acción.

Es importante resaltar que tanto las memorias fijas como las asociativas comparten propiedades y, por ende, se podría pensar que sí se borra una memoria fija, se podrían borrar las asociadas.

Ante esta situación, los científicos analizaron dos neuronas conectadas a una neurona motora. Cada una de ellas contaba con una memoria asociativa y una no asociativa. Lo que observaron fue que ambas se conectaban gracias una proteína. Los investigadores lograron borrar una memoria sin afectar a la otra.

¿Cómo lo hicieron? Los autores bloquearon moléculas que producen ciertas proteínas, fue así como se logró que esas memorias desaparecieran. Los investigadores señalan que este proceso podría servir para personas que sufren estrés postraumático.

Tomado de: Tec Review. Julio 4, 2017.