El proceso químico del amor

1960s Vintage Boho Wedding at Tunnels Beaches: Nickie & Liam (Want That Wedding)

POR Infobae

La feniletilamina, un compuesto orgánico que el propio cuerpo fabrica y que estimula al sistema nervioso, es la responsable del amor y la sobreexcitación. Se produce y se libera en exceso a través de la orina durante la etapa del enamoramiento. Este proceso químico explicaría la euforia, la pérdida del apetito y falta de sueño durante dicha fase emocional

Enamorarse, sentirse correspondido, compartir gustos e ideas en común, eso es lo que para muchos es el amor. No obstante, este sentimiento representa una incógnita para muchos y hace que encontrar a la tan conocida “media naranja” sea una tarea difícil de llevar adelante.

Ignacio Piñuel, psicoterapeuta, escritor e investigador, explica en su libro Las trampas del amor que la “empresa amorosa de la conquista” se orienta en reconocer a la persona ideal que resolverá desde afuera la necesidad de toda persona de ser tomada como objeto de deseo por parte de los demás.

“Para muchos seres humanos aparentemente sensatos, ésta tiende a ser una acepción normalizada de lo que el amor significa para ellos. Sin embargo hay una confusión que procede en buena parte de la propaganda romántica y del bombardeo del marketing publicitario en cuestiones del corazón”, señala.

Pero la pregunta del millón es: qué tan adictivo es estar enamorado. La respuesta se encuentra en el cuerpo, más específicamente en el cerebro. Este órgano libera feniletilamina, un compuesto orgánico que el propio cuerpo fabrica y que estimula al sistema nervioso.

Esta sustancia, de acuerdo con la ciencia, es la responsable del amor y la sobreexcitación. Se produce y se libera en exceso a través de la orina durante la etapa del enamoramiento. Este proceso químico explicaría la euforia, la pérdida del apetito y falta de sueño durante dicha fase emocional.

Pero “vivir enamorado” no es algo que dure para siempre. La única posibilidad de estar permanentemente enamorado es encadenado sucesivas experiencias con diferentes parejas de un modo secuencial o en serie. “Esta práctica es similar a la del adicto que necesita siempre una dosis mayor, pues la aclimatación del cerebro a esa sustancia requiere cada vez mayor cantidad con menor frecuencia”, explica Piñuel.

¿Qué hace que nos enamoremos?

René Girard, famoso crítico literario, historiador y filósofo francés fue quien develó los mecanismos a través de los cuales los seres humanos caen en la experiencia del enamoramiento y que solamente pudieron ser “revelados a lo largo de los siglos por los grandes maestros de la literatura”.

Piñuel cuenta que no hay nada más lejano a la realidad que considerar que las relaciones amorosas parten de un fondo individual y particular desde el cual una persona elige a alguien como pareja. “Lo cierto es que somos seres de segunda mano en casi todo, pero más en este ámbito”.

Y agregó: “El esquema mítico dominante y tradicional sigue el patrón por el que un chico conoce a una chica, y por razones más bien misteriosas o esotéricas ambos descubren que se gustan y terminan emparejándose. Por eso creo que la humanidad ha sufrido la mayor de las estafas científicas y antropológicas, siendo inducida a tomar las ficciones del amor romántico como realidades nacidas de algún tipo de fondo individual misterioso”.

Septiembre 29, 2017.