Dos mil años después, Roma revoca exilio del poeta Ovidio

Calisto – Metamorfosis de Ovidio (Palabras)

POR AFP

La resolución del ayuntamiento de Roma de revocar el exilio fue aprobada por unanimidad la semana pasada, y tiene como objetivo “reparar el grave perjuicio” sufrido por el poeta romano, autor entre otras del Arte de amar y Las metamorfosis, ambas obras en verso y estudiadas aún en todo el mundo

Dos mil años después de haber sido enviado al exilio forzado por Roma, el famoso poeta Ovidio (Sulmona, 43 a.C.) acaba de ser rehabilitado por la alcaldía de la capital italiana, un desagravio tras el castigo impuesto por el poderoso emperador Augusto.

Famoso por su ironía, Ovidio fue enviado por Augusto en el año 8 d.C., cuando tenía 51 años, en exilio a Tomis, la ciudad romana que se convertiría en Constanza (Rumania), probablemente porque no toleraba su sentido del humor, su sarcasmo, su tono irreverente.

La resolución del ayuntamiento de Roma de revocar el exilio fue aprobada por unanimidad la semana pasada, y tiene como objetivo “reparar el grave perjuicio” sufrido por el poeta romano, autor entre otras del Arte de amar y Las metamorfosis, ambas obras en verso y estudiadas aún en todo el mundo.

El verdadero motivo por el que fue enviado a Tomis, a orillas del Mar Negro, es uno de los grandes misterios de la historia de la literatura. El mismo poeta latino consideraba que el tono irónico del poema El arte de amar, un texto que explica el arte de la seducción a los hombres, podría ser la causa de la irritación del emperador.

Augusto acababa de promulgar leyes contra el adulterio y no apreciaba la visión insolente del poeta. “Si el poema no aboga abiertamente por el adulterio, coquetea con la idea”, explicó Rebecca Armstrong, profesora asociada de la Universidad de Oxford.

“Tenía un tono irreverente hacia los comportamientos morales tradicionales y hacia el emperador y su familia”, señaló la experta. “Ovidio recomienda, por ejemplo, varios monumentos romanos construidos por Augusto y su familia como lugares excelentes para seducir a las jóvenes”, explica.

Un error imperdonable

Pero parece poco probable que un poema generara la ira de Augusto, sobre todo porque había sido publicado muchos años antes de su exilio. Varios expertos creen que fue un misterioso “error”, la gota que colmó el vaso del emperador, que no lo soportaba más.

El “error” se dice que estaba relacionado con el escándalo que rodeaba a la única hija de Augusto, Julia, que estuvo casada en tres ocasiones y su padre desterró en el año 2 a.C. a la isla de Pandataria, acusada de adulterio y traición, pena que redujo cinco años después al permitirle regresar al continente.

“Pasó el exilio con un senador romano”, indica Rebecca Armstrong. Ovidio, que odiaba la “frontera salvaje” que representaba Tomis, luchó y pidió en vano regresar a Roma. Las excusas parciales pedidas por El arte de amar en un poema escrito en el exilio no fueron suficientes.

Ovidio, de todos modos consideraba que el emperador Augusto era un lector poco sofisticado y una persona sin humor. “¡Una estrategia sorprendente para alguien que quería regresar a Roma!”, añadió Armstrong.

La decisión de revocar el exilio de Ovidio se produce con motivo del 2000 aniversario de la muerte del poeta en el año 17 de nuestra era. Rebecca Armstrong cree que Ovidio “hubiera estado muy complacido” con la resolución de la alcaldía de Roma, que finalmente hace justicia a su manual sobre la seducción.

El poeta también hubiera apreciado “que la gente se interese siglos después por sus poemas”. Sin embargo, frente a la cruel falta de documentos, algunos estudiosos dudan del exilio del poeta, creen que sus últimos escritos eran ejemplos de literatura experimental.

Ovidio no es la única personalidad famosa que se beneficia de las excusas de Italia. En 2008, la ciudad de Florencia se disculpó por la persecución al poeta Dante, que se tuvo que exiliar después de haber sido condenado a muerte por sus ideas políticas.

Tomado de: El Comercio. Diciembre 18, 2017.