El triste origen del frikismo

Aunque desde sus orígenes la raíz del término friki se ha asociado al ámbito del entretenimiento, antiguamente en Estados Unidos se utilizaba la palabra freak para referirse a personas con malformaciones o anomalías físicas que eran exhibidas en circos. Tal como se puede contemplar en la película Freaks, dirigida por Tod Browning en 1932

La historia de Freaks, la película más censurada en la historia (Cultura Colectiva)

POR Redacción La Vanguardia

Aunque desde sus orígenes la raíz del término friki se ha asociado al ámbito del entretenimiento, antiguamente en Estados Unidos se utilizaba la palabra freak para referirse a personas con malformaciones o anomalías físicas que eran exhibidas en circos. Tal como se puede contemplar en la película Freaks, dirigida por Tod Browning en 1932

Barcelona. “Extravagante, raro o excéntrico”, “persona pintoresca o extravagante” o que “practica desmesurada y obsesivamente una afición” son los tres significados con los que la Real Academia Española (RAE) define la palabra de origen anglosajón friki o friqui. Sin embargo, el término originariamente tenía una connotación muy diferente a la actual.

Desde hace más de una década cada 25 de mayo se celebra el Día del Orgullo Friki. Una fecha que no fue escogida al azar, ya que el 25 de mayo de 1977 se estrenó la primera entrega de Star Wars, una saga que ha conseguido hacerse con una legión de seguidores que sienten devoción por todas las películas, series, libros y videojuegos relacionados con este mundo galáctico.

Los freaks y los circos

Precisamente, el mismo día que se rinde homenaje a la condición de friki se estrena la nueva secuela de la saga de George Lucas, Han Solo: Una historia de Star Wars. Asimismo, como viene siendo costumbre, en varias ciudades se organizan diversas actividades –entre otros, pases de películas, exposiciones, coloquios, exhibiciones o desfiles—, consultables a través de la web del Orgullo Friki.

Aunque desde sus orígenes la raíz del término friki se ha asociado al ámbito del entretenimiento, antiguamente en Estados Unidos se utilizaba la palabra freak para referirse a personas con malformaciones o anomalías físicas que eran exhibidas en circos. Tal como se puede contemplar en la película Freaks, dirigida por Tod Browning en 1932.

El film, cuya idea original parte de un cuento corto de Tod Robbins llamado Spurs, trata sobre la venganza de un hombre con enanismo y artista de circo que hereda una gran fortuna. Hans –el protagonista— descubre que la trapecista que intenta seducirlo –Cleopatra— en realidad lo que busca es quedarse con su dinero. Para su propósito, el hombre contará con la colaboración de todos los freaks del circo.

Sin embargo, existen otras menciones en el mundo de la cultura a esta costumbre de exhibir a mujeres barbudas, enanos y tullidos en espectáculos circenses, una práctica que empezó hacia 1840 y duró hasta los años 70. Un ejemplo es el guitarrista y cantante escocés Mark Knopfler, ex líder de Dire Straits, que compuso un tema llamado Devil Baby sobre los denominados Freak Shows.

En las últimas décadas el término ha ido incorporando nuevas acepciones, adquiriendo más presencia gracias, en parte, a otras expresiones artísticas, como el cómic The fabulous furry Freak Brothers, a finales de los años 60. Una serie satírica que narra las aventuras de tres hippies en busca siempre de fiesta y drogas.

A partir del nuevo milenio la palabra empieza a adquirir otros matices pasándose a utilizar para hablar de personajes televisivos que, con sus comportamientos extravagantes, conquistaron la fama. Aun así, el significado de la palabra friki continuó evolucionando y empezó a emplearse para hacer alusión a las personas con aficiones consideradas socialmente infantiles o impropias de la edad. Connotaciones negativas de las que parece haberse librado un colectivo que cada 25 de mayo sale a la calle para gritar sin complejos: ¡Soy friki!

Mayo 25, 2018.