La bicicleta, musa de escritores

Han sido muchos los escritores que han encontrado en un buen paseo en bici un gran ejercicio para la reflexión La bicicleta no es solamente un medio de transporte que ha dado alivio en medio del caos de las grandes ciudades; a lo largo de la historia también ha sido fiel compañera e incluso musa de grandes personajes de la literatura

Vintage bike (sharky007.deviantart.com)

POR Lala Ocampo

Han sido muchos los escritores que han encontrado en un buen paseo en bici un gran ejercicio para la reflexión La bicicleta no es solamente un medio de transporte que ha dado alivio en medio del caos de las grandes ciudades; a lo largo de la historia también ha sido fiel compañera e incluso musa de grandes personajes de la literatura

“(…) Pasaron junto a mí las bicicletas, los únicos insectos de aquel minuto seco del verano, sigilosas, veloces, transparentes: me parecieron sólo movimientos del aire (…)”

Pablo Neruda

Andar en bicicleta puede ser considerado uno de los placeres del mundo. Ante la posibilidad de disminuir el estrés que producen los medios de transporte públicos en las grandes ciudades, la bicicleta se ha convertido en los años recientes en una válvula de escape que hace mucho más llevadera la vida en medio del caos citadino. Eso sin contar, además, el deporte tan importante en el que se ha convertido con eventos mundiales como el Giro de Italia, el Tour de Francia y la Vuelta a España, donde los grandes como Nairo y Rigo nos han robado la emoción y el corazón.

Pero eso no es todo, andar en bicicleta ha sido también un hobby para muchos, pasear por paisajes maravillosos con la posibilidad de sentir el viento en la piel, es un suceso que ha sido idealizado por muchos. Y la literatura, en muchas de sus formas, nos ha dado cuenta de esto, como ese poema con el que inicia este artículo, del chileno Pablo Neruda. Y la verdad es que han sido muchos los escritores que han encontrado en un buen paseo en bici la inspiración para su trabajo literario, pues además andar en bici es un gran ejercicio para la reflexión.

Lejos de querer hablar sobre libros e historias del ciclismo profesional, creímos conveniente hablar de la bicicleta como una musa de los escritores, y no sólo como eso, sino en muchos casos como fiel compañera de quienes con palabras nos han conducido a otros mundos.

Lo mejor es que de esas relaciones escritor-bicicleta tenemos una gran evidencia visual. Las siguientes son algunas fotos de grandes personajes de las letras y sus fieles compañeras de dos ruedas.

León Tolstoi. La primera es una imagen de León Tolstoi, el escritor de Guerra y paz, uno de los clásicos de la literatura occidental, con la primera bicicleta que tuvo y con la que aprendió a montar a los ¡67 años! Nunca es tarde para intentarlo.

Patti Smith (Steven Sebring)

Patti Smith. Poeta y cantautora, Patti Smith fue una de esas escritoras que convirtieron las bicis, y puntualmente los viajes en bicicleta, en musa de inspiración. Una de las canciones que más recordamos de la cantante norteamericana es “April Fool” que dice lo siguiente:

“Come on your rusted bike (Ven, en tu bicicleta oxidada)

Come we’ll break all the rules  (Ven, romperemos todas las reglas)

We’ll ride like writers ride (Montaremos como lo hacen los escritores)

Neither rich nor broke (Ni ricos ni arruinados)

We’ll race through alleyways (Correremos por callejones)

In our tattered cloaks so” (en nuestras andrajosas capas)

Ernest Hemingway. El autor de El viejo y el mar también era un apasionado por las bicicletas. Incluso, recorría las calles de Italia durante la Primera Guerra Mundial vendiendo cigarrillos y chocolates a los soldados italianos. Fue entonces, al servició de la Cruz Roja, cuando cayó herido en uno de los ataques y en su recuperación conoció a la enfermera de la que se enamoraría y sería inspiración para escribir Adiós a las armas.

Sylvia Plath. Siendo aún muy joven, uno de los mayores placeres de la escritora de Boston, era recorrer las calles en bicicleta. Pasó gran tiempo de su juventud pedaleando de a un lado a otro y esta experiencia le sirvió en muchas ocasiones como inspiración para sus creaciones.

La bicicleta se convirtió en mi única y verdadera amistad” (Arriba ‘e la Chancha)

Henry Miller. El escritor norteamericano era un ciclista apasionado y enamorado de las competencias ciclísticas. Desde muy pequeño creó un vínculo muy cercano con este medio de transporte, tanto así que le dedicó una novela completa que se llama Mi bicicleta y otros amigos. En este libro relata que cuidaba de ella como si fuera un Rolls Royce.

Simone de Beauvoir. La escritora francesa estaba enamorada del mundo, le encantaba viajar y conocer lugares diferentes cada vez que podía. Cuando ya era una escritora consagrada con gran reconocimiento se dio el gusto de conocer cientos de países, pero cuando aún era una mujer muy joven su único medio para viajar era la bicicleta, y aunque no le alcanzaba para llegar muy lejos, vivía feliz de recorrer caminos pedaleando. En su libro La plenitud de la vida describe varios de sus recorridos, incluso uno en el que acompañada de Jean Paul Sartre se cayó de la bicicleta y perdió un diente.

Tomado de: Canal Trece (Argentina). Julio 11, 2018.