El baile á go-go se originó a principios de la década de 1960, cuando un grupo de mujeres comenzó a bailar twist en las mesas del Peppermint Lounge, una de las discotecas más famosas de Nueva York.

El empleo de go-go dancers se popularizó rápidamente en los centros nocturnos de la época como el Whisky a Go Go en West Hollywood, lugar donde unos años después también se haría popular el cage dancing (chicas bailando a go-go en jaulas).

Hoy día algunas discotecas y centros nocturnos emplean go-go girls y go-go boys para entretener y ambientar a sus asistentes. Generalmente son artistas profesionales en danza y/o artes escénicas que con esta actividad pueden ayudarse a solventar sus gastos.