Fue el primer dibujo animado de una chica flapper. Hizo su primera aparición el 8 de agosto de 1930, en el dibujo animado “Dizzy Dishes”, en la sexta entrega de las series Fleischer’s Talkartoon, producida por Max Fleischer (Fleischer Studios) y lanzada por la Paramount Pictures.

Betty Boop es famosa por ser el primer personaje de dibujos animados que representa completamente a una mujer sexual. Llevaba vestido corto y ligero. Tenía pecho prominente y enseñaba el escote. En sus caricaturas, otros personajes intentaban espiarla mientras se cambiaba.

Sin embargo, los animadores se aseguraron de mantener el personaje “puro” (oficialmente ella tenía sólo 16 años).

Las sensibilidades adultas de Betty la hicieron triunfar y una ola de mercadotecnia recorrió el mundo.

 

“BOOP-OPP-A-DOOP”

Betty Boop se basó originalmente en una mujer negra conocida como Esther Jones (Baby Esther) que era una cantante de discoteca en Harlem que solía cantar en su cabaret en la década de 1920. Su idea de “Boop-Boop-a-Doop” fue robada por Helen Kane, quien se convirtió en una estrella famosa después de que ella birlara / imitara a Baby Esther, la original Betty Boop.

Kane  decidió llevar a los Fleischer Studios a la Corte, pero como, ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón, Kane perdió. En la Corte se demostró que Baby Esther había originado “Boop-Boop-a-Doop” y que era la autora original de la característica expresión.

Más adelante fueron cinco mujeres en total las que dieron voz a esta sexy flapper: Margie Hines, Kate Right, Bonnie Poe, Mae Questel y Annabell Little.

Sugerente, pero nunca descarada

Betty Boop conoce la delgada línea que divide lo sexy de lo vulgar. Razón por la cual en ningún episodio llegó a mostrar más de lo necesario. Sólo en algunas caricaturas muestra el corpiño y los chones al estilo Marilyn Monroe.