La tragedia del Circo Hagenbeck-Wallace

“El Descanso de los Hombres Espectáculo”, en el Cementerio Woodlawn en Forest Park, Illinois, luce cinco estatuas de elefantes. Cada uno de los paquidermos tiene un pie sobre una pelota debajo y la trompa abajo. En el universo del circo, la trompa elevada es un símbolo de alegría y emoción, mientras que la trompa abajo simboliza duelo

The Chilling Tale of Chicago’s Clown Graveyard (addictedtohorrormovies.com)

 POR José Luis Durán King

“El Descanso de los Hombres Espectáculo”, en el Cementerio Woodlawn en Forest Park, Illinois, luce cinco estatuas de elefantes. Cada uno de los paquidermos tiene un pie sobre una pelota debajo y la trompa abajo. En el universo del circo, la trompa elevada es un símbolo de alegría y emoción, mientras que la trompa abajo simboliza duelo

Existe un terreno pequeño dentro del Cementerio Woodlawn en Forest Park, Illinois, que se le conoce como “El Descanso de los Hombres Espectáculo”, el cual fue erigido después de una tragedia ocurrida hace 100 años, el 22 de junio de 1918.

En las primeras horas de esa fecha, un tren del Circo Hagenbeck-Wallace, con 26 vagones, se dirigía de Illinois a la ciudad de Hammond, Indiana. Transportaba a 400 artistas del espectáculo, quienes dormían en los furgones traseros.

La caravana se detuvo en un apartadero entre las ciudades de Gary y Hammond, en Indiana, para reparar una caja de transmisión sobrecalentada. El vigía fijó los fusibles como una advertencia de peligro, debido a que la parte trasera del tren no había despejado del todo las pistas principales.

Cerca de las 3:56 horas, el conductor de un tren militar que circulaba a toda velocidad se quedó dormido y no vio las señales, las linternas y las bengalas de advertencia. El monstruo de metal colisionó con el tren del circo con tal fuerza que, cuando se detuvo, había convertido en chatarra, astillas y fuego los últimos cuatro furgones de la caravana en revisión.

El fuego, alimentado por el sistema de iluminación de gas, rápidamente se propagó en los vagones. Pese al auxilio inmediato, los pocos cuerpos que se pudieron rescatar eran masas carbonizadas. Ochenta y seis personas murieron y 127 resultaron heridas, entre payasos, jinetes, trapecistas y acróbatas.

Cuatro días después, la gente de Hammond y los sobrevivientes acudieron al cementerio de Woodland. La Liga de Hombres del Espectáculo de América prácticamente acababa de seleccionar para sus agremiados un espacio en el sacramental de Woodlawn, sin imaginar que lo utilizarían pronto.

Hoy, “El Descanso de los Hombres Espectáculo” luce cinco estatuas de elefantes. Alimentada por leyendas locales, existe la creencia de que las esculturas fueron levantadas en honor a las bestias que murieron mientras intentaban sacar a sus dueños de entre los escombros.

No es así: ningún animal murió en el accidente del tren. Aun así, cada una de las cinco estatuas de elefantes tiene un pie sobre una pelota debajo y la trompa abajo. En el universo del circo, la trompa elevada es un símbolo de alegría y emoción, mientras que la trompa abajo simboliza duelo.