Drácula: 26 libros que inspiraron a Stoker

Bram Stoker fue socio de la Biblioteca de Londres durante siete años, que coinciden con el período en el que estuvo trabajando en Drácula, desde 1890 a 1897, el año en que se publicó la novela más famosa del autor irlandés

Tatjana SL on Twitter: “Dracula’s Brides severed heads from Bram Stoker’s #Dracula (1992) Francis Ford Coppola… (twitter.com”)

POR Actualidad Literatura

Bram Stoker fue socio de la Biblioteca de Londres durante siete años, que coinciden con el período en el que estuvo trabajando en Drácula, desde 1890 a 1897, el año en que se publicó la novela más famosa del autor irlandés

La Biblioteca de Londres reveló esta semana un descubrimiento fascinante sobre cómo se investigó y se escribió Drácula. Veintiséis libros ayudaron a Bram Stoker a crear Drácula uno de los personajes más famosos de la literatura.

Philip Spedding, director de Desarrollo de la Biblioteca de Londres, comenzó su investigación con la colección de notas de Stoker descubiertas en 1913. En las notas se incluyen cientos de referencias a líneas y frases individuales de los libros que Stoker consideró relevantes para dar vida a Drácula.

La Biblioteca tiene copias originales de 25 de estos libros, en los que se han descubierto marcas que coinciden con las referencias del cuaderno de Stoker.

En palabras del propio Sppeding,

“Bram Stoker era miembro de la Biblioteca de Londres, pero hasta ahora no hemos tenido ninguna indicación sobre cómo o cómo usó nuestra colección. El descubrimiento nos permite afirmar, más allá de toda duda razonable, que numerosos libros que aún están en nuestros estantes son las mismas copias que estaba usando para ayudar a escribir e investigar su obra maestra.”

Las marcas encontradas consisten en cruces, subrayados, páginas dobladas e incluso instrucciones para copiar secciones completas.

Los textos más marcados son El libro de los hombres lobo de Sabine Baring-Gould y la Pseudodoxica epidemica  de Thomas Browne.

Stoker fue socio de la Biblioteca de Londres durante siete años, que coinciden con el período en el que estuvo trabajando en Drácula, desde 1890 a 1897, el año en que se publicó la novela más famosa del autor irlandés.

El profesor Nick Groom, de la Universidad de Exeter, mostró su conformidad y entusiasmo ante el descubrimiento de Spedding:

“Este es un descubrimiento muy emocionante. He examinado los libros y sus anotaciones con Philip Spedding y los he comparado con las notas de Bram Stoker. No tengo ninguna duda de que Bram Stoker usó estas mismas copias para Drácula, un libro que le llevó siete años escribir. Demuestran que The London Library fue el crisol de una de las novelas más influyentes en la historia mundial.”

Philip Marshall, director de la Biblioteca de Londres, anima a los escritores a utilizar la biblioteca para el trabajo de documentación de sus obras:

“Esperamos que muchos aspirantes a escritores sigan el ejemplo de Bram Stoker y utilicen la Biblioteca de Londres como fuente de inspiración y apoyo al crear sus propias obras maestras.”

Octubre 31, 2018.