Mientras ellas dormían

Más de 130 años después, un pormenorizado estudio sobre las cinco víctimas canónicas de Jack el Destripador revela que todas ellas fueron asesinadas mientras dormían, en una posición reclinada: ninguna de ellas tenía marcas de pelea o de defensa

Tour de Jack el Destripador nocturno a pie (es.goldentours.com)

POR Rubén Rodríguez

Más de 130 años después, un pormenorizado estudio sobre las cinco víctimas canónicas de Jack el Destripador revela que todas ellas fueron asesinadas mientras dormían, en una posición reclinada: ninguna de ellas tenía marcas de pelea o de defensa

El caso de Jack el Destripador continúa como uno de los más extraños de todos los tiempos. Más de 130 años después de que este misterioso asesino en serie actuara por última vez, los enigmas que siguen coleando son importantes. Casi todos los estudios se han centrado en saber quién se escondía detrás de uno de los pseudónimos más polémicos de la historia, pero pocas veces se ha estudiado a sus cinco víctimas canónicas. Ahora, se han resuelto sus misterios.

Durante los últimos meses de 1888, el barrio londinense de Whitechapel vivió una auténtica avalancha de asesinatos. Se llegaron a registrar en la zona hasta 11 muertes con parámetros similares entre agosto y noviembre de ese año, aunque sólo cinco de ellas fueron atribuidas a Jack el Destripador. ¿El motivo? En todos estos casos encajaban a la perfección el modus operandi del asesino, la causa de la muerte y el resto de heridas que presentaban los cuerpos.

Se trata de Mary Ann Nichols (31 de agosto), Annie Chapman (8 de septiembre), Elizabeth Stride y Catherine Eddowes (30 de septiembre) y Mary Jane Kelly (9 de noviembre). Sin embargo, nunca se profundizó en hacer un perfil de los considerados como cinco asesinatos canónicos de Jack el Destripador. Hasta ahora, que la historiadora británica Hallie Rubenhold ha hecho públicos una serie de datos desconocidos hasta la fecha.

De esta manera, en el libro The Five revela nuevos elementos que pueden servir para completar el perfil psicológico del asesino. Y el más importante de todos tiene que ver con el momento de los cinco asesinatos: Jack el Destripador no forcejeó con ninguna de sus víctimas, sino que mató a las cinco mientras dormían. Eso es lo que se desprende de los informes realizados en las cinco autopsias que llevaron a cabo los forenses que analizaron los casos.

De acuerdo con Rubenhold, los archivos forenses determinan que las cinco víctimas fueron asesinadas en una posición reclinada, que ninguna de ellas tenía marcas de pelea o de defensa y que, además, ninguna presentaba en la cara ningún gesto que confirmara que había gritado, lo que sugiere claramente que todas fueron asesinadas mientras estaban durmiendo. “No tiene sentido que si hubieran pedido ayuda ante la agresión, no gritaran”, explica la especialista.

Y este primer descubrimiento lleva al segundo: la autora considera que históricamente se ha cometido el error de creer que las cinco fallecidas eran prostitutas, una situación que pudo deberse a ciertos errores policiales durante el caso, pues solo se trataba de mujeres con pocos ingresos. “Las historias de estas mujeres son extraordinarias y únicas, y durante casi 130 años los medios las han simplificado en exceso”, abunda la historiadora.

Cinco mujeres trabajadoras

De acuerdo con sus pesquisas, todas las mujeres tenían trabajo y sólo dos de ellas habían ejercido la prostitución en algún momento de su vida, aunque está confirmado que en el momento en que Jack el Destripador las asesinó, tenían una profesión bien diferente: dueña de una cafetería, lavandera, criada o sirvienta, todas ellas tenían una ocupación: “La narrativa aceptada es que eran cinco prostitutas y que Jack era un asesino de prostitutas. Pero eso no era así”, indica Rubenhold.

Más de un siglo después, un nuevo estudio ha servido para revelar la verdad sobre las cinco víctimas canónicas de Jack el Destripador. Mucho se ha escrito sobre la posible identidad del asesino, sus motivaciones o las cartas que envió a las autoridades, pero poco o nada sobre la realidad de estas cinco mujeres. Hoy ya se sabe que todas ellas murieron mientras dormían y sin forcejear con Jack el Destripador, además de desterrar el mito de que se dedicaban a la prostitución.

Tomado de: El Confidencial. Febrero 21, 2019.