Murió el actor Bruno Ganz

Nacido en 1941, decidió dejar sus estudios en la adolescencia para dedicarse de lleno a la interpretación. Para cumplir su sueño se trasladó en los años 1960 a Alemania, donde trabajó como librero y conductor de ambulancias. Empezó a distinguirse en películas como El amigo americano

Bruno Ganz en su papel más reciente en la cinta The House That Jack Built, de Lars Von Trier, en la que interpreta al poeta Virgilio, quien guió a Dante por el Infierno

POR Clarin.com

Nacido en 1941, decidió dejar sus estudios en la adolescencia para dedicarse de lleno a la interpretación. Para cumplir su sueño se trasladó en los años 1960 a Alemania, donde trabajó como librero y conductor de ambulancias. Empezó a distinguirse en películas como El amigo americano

El actor suizo Bruno Ganz, famoso por su papel de ángel en Las alas del deseo (1987) y por su maravillosa interpretación de Adolf Hitler en La caída (2005), falleció este sábado a la madrugada en Zúrich a los 77 años.

“Sí, hoy en las primeras horas del día”, indicó a la agencia AFP su agente, Patricia Baumbauer, confirmando la muerte del actor y agregó: “Tenía un cáncer”.

Nació en Zúrich, hijo de un mecánico suizo y una madre de origen italiano, fue uno de los actores de lengua germana más importantes de la posguerra, tanto en el teatro como en el cine.

Entre los papeles que interpretó destacan el del ángel Damiel en la película de Wim Wenders Las alas del deseo, donde su personaje espía la ciudad antes de la reunificación. El filme ganó la Palma a mejor dirección en el Festival de Cannes de 1987.

Su interpretación explosiva y sombría del dictador Adolf Hitler en La caída le valió la consagración en 2004. Fue una de las primeras películas alemanas dedicadas al Führer en un país que aún hoy tiene muy presente el recuerdo de la barbarie nazi.

Los críticos elogiaron su interpretación en este filme nominado al Óscar de mejor película de habla no inglesa, y que cuenta los últimos días del tirano nazi al final de la Segunda Guerra Mundial.

“Me ayudó el hecho de no ser alemán, porque pude poner mi pasaporte entre Hitler y yo”, señaló Ganz a la prensa en 2005.

Contaba que tuvo que “construir un muro o un telón de acero” en su mente para distanciarse del dictador, con el que no quería pasar sus “noches en el hotel”.

En 1996 recibió el Anillo de Iffland, propiedad del Estado austríaco, una distinción concedida al actor teatral de lengua germana más importante del momento y por tanto digno de ser el sucesor del actor, dramaturgo y director teatral alemán August Wilhelm Iffland.

Ganz también trabajó en cine en inglés, con realizadores de la talla de Francis Ford Coppola, Ridley Scott y Jonathan Demme, y en películas taquilleras como El candidato del miedo (2004) o El lector (2008), entre otras.

Antes de triunfar en la pantalla grande, Bruno Ganz, un autodidacta que abandonó la escuela en la adolescencia, trabajó de actor para teatros alemanes de prestigio.

Nacido en 1941, decidió dejar sus estudios para dedicarse de lleno a la interpretación, a pesar de los temores de sus allegados. Para cumplir su sueño se trasladó en los años 1960 a Alemania, donde trabajó como librero y conductor de ambulancias. Se convirtió realmente en actor a mediados de los años 1970 y empezó a distinguirse en películas como El amigo americano (1977).

Los médicos le diagnosticaron cáncer intestinal en julio del año pasado, lo que le impidió hacer de narrador en la ópera de Mozart La flauta mágica, en el último Festival de Salzburgo, donde fue reemplazado por Klaus Maria Brandauer.

Febrero 16, 2019.