Irvine Welsh y Carl Barat: rock, revolución y literatura en Pikes Ibiza

El más rockero, el menos convencional y el más rupturista y subversivo de los festivales literarios. Eso pretende ser el Pikes Literary Festival de Ibiza, cuya segunda edición contará con la presencia de Welsh, Barat, Ray Loriga o Alberto García-Alix entre muchos otros personajes que se mueven en la feliz encrucijada entre el rock y los libros

POR Redacción PORT

 El más rockero, el menos convencional y el más rupturista y subversivo de los festivales literarios. Eso pretende ser el Pikes Literary Festival de Ibiza, cuya segunda edición contará con la presencia de Welsh, Barat, Ray Loriga o Alberto García-Alix entre muchos otros personajes que se mueven en la feliz encrucijada entre el rock y los libros

Lo sintetizó a la perfección Irvine Welsh en una de esas frases desabridas y cínicas que llevan su sello de autor: “Adoro Ibiza y me encanta Pikes. En cuanto a la literatura, tengo que reconocer que hay dos o tres libros que valen mucho la pena”.

El escritor escocés viene frecuentando Ibiza desde su primera juventud, la época en que la Isla Blanca se convirtió en una de las capitales lúdicas del Mediterráneo gracias en parte al turismo británico más inquieto y festivo. Para alguien como Irvine, que ha pasado una semana entre las lisérgicas paredes del Manumission Motel y que ha bailado hasta quebrarse las caderas en locales tan míticos como el Amnesia de los primeros 90, es lógico que la literatura sea el menos importante de los pretextos para volver a Ibiza.

Sin embargo, en esta segunda edición del Pikes Literary Festival, la literatura importa, claro que sí. Y mucho. No cualquier literatura, porque el evento balear presume de ser el único festival literario del mundo que se centra exclusivamente en las relaciones entre libros y música popular.

De ahí que en los tres días en que el sofisticado y vanguardista Hotel Pikes albergará tan original encuentro predominen los invitados con sólidas raíces rockeras, del propio Welsh, autor de novelas como Trainspotting que son puro rock & roll empapado en éxtasis y ácido, a Carl Barat, líder en su día de la incendiaria banda de garage punk londinense The Libertines. La actriz y escritora Leslie Ash (Deborah Burton en la serie de culto Men Behaving Badly), el periodista experto en la escena musical balear Stephen Armstrong y la productora de documentales rock Debby Lee destacan también entre el amplio y variado elenco de invitados internacionales.

Para este año, los organizadores han programado como novedad una tercera sesión, el día 12 de septiembre, que se centrará en autores españoles como el escritor madrileño Ray Loriga, la ibicenca Ana Olivia Fiol (autora de La isla ámbar), Cristina Amanda Tus, que presentará su última novela, La balada de Johnny Cash, o el en su día atracador de bancos y hoy guardaespaldas, autobiógrafo y cronista de la Barcelona canalla Dani el Rojo.

En Pikes se podrá asistir a mesas redondas, entrevistas con los autores, coloquios informales, paneles de debate sobre literatura con influencias musicales y también a la presentación en exclusiva de productos audiovisuales como De donde no se vuelve, una reflexión en imágenes sobre el sentido profundo de la obra de Alberto García-Alix, fotógrafo legendario y aún más legendario hedonista y hombre libre, uno de esas contadas personas de las que puede decirse sin exageración que contribuyeron decisivamente a traer la modernidad a España cuando más se la echaba de menos.

En cuanto a Barat, todo un veterano de la escena new rock que arrancó en los primeros años del milenio, será interesante ver como un tipo lúcido como él, autor de estupendas letras y novelista en ciernes, habla de sus lecturas, sus intensas experiencias vitales (le extirparon un tumor en la oreja que le dejó parcialmente sordo, compartió banda con un bala perdida tan ilustre como Pete Doherty, con el que ha tejido a lo largo de los años una muy intensa relación de amor fraterna con alguna dosis colateral de odio) y de sus bandas, de los citados Libertines a The Jackals pasando por Dirty Pretty Things.

Pero el plato fuerte de estos encuentros literarios con la música por bandera tal vez sea la presencia de un espíritu libre de la envergadura de Irvine Welsh, el hombre que puso a leer a la generación de los adictos al éxtasis, porque fue el único capaz de escribir algo que pudiese interesarles. Welsh ya estuvo en Pikes el año pasado y habló de Ibiza y su escena acid house “como la gran revolución que el punk nos había prometido a finales de los 70 y no pudo hacerse realidad”. Ibiza 87 es para el escritor de Edimburgo una época y un lugar con más potencial revolucionario que Londres 76.

De eso, de contraculturas juveniles, paraísos artificiales, libros que suenan a música y música que sabe a literatura genuina, hablará este año el invitado estrella de Pikes, el festival literario que más puede interesar a rockeros, libertinos y noctámbulos.

FOTO Portada: The Interview: Camilla Long meets Irvine Welsh (The Times)

Tomado de: elPeriódico. Septiembre 5, 2019.