La literatura, enriquecida por los migrantes: Salman Rushdie

Salman Rushdie al parecer no tiene prisa por hacer las paces con los hechos horrorosos que han empañado su realidad, al grado que decidió no incluirlos en novela más reciente, Quichotte, pues prefirió escribir sobre Estados Unidos, lo cual le resulta más interesante de lo que Donald Trump podría resultar

POR Carina Pérez García

Salman Rushdie al parecer no tiene prisa por hacer las paces con los hechos horrorosos que han empañado su realidad, al grado que decidió no incluirlos en novela más reciente, Quichotte, pues prefirió escribir sobre Estados Unidos, lo cual le resulta más interesante de lo que Donald Trump podría resultar

En Quichotte, el nuevo libro de Salman Rushdie, el cual no ha sido traducido al español y que saldrá en este idioma hasta marzo del próximo año, hace gala de lo que él describe como su “realismo mágico”, aunque en realidad el personaje de Sancho Panza es un adolescente que tiene una visión distinta al original y que Miguel de Cervantes Saavedra, a quien considera uno de los padres de la novela, también tiene un tratamiento distinto.

En rueda de prensa, señaló el escritor nacido en Bombay, India, en 1947: “Quería escribir un libro de viajes sobre América y las figuras sobre el Quijote y Sancho Panza iban a ser grandes acompañantes en este viaje. En realidad, no son lo mismo; al Quijote se le conoce como el caballero de la triste figura; el caballero que yo tengo es bastante alegre y jocoso. Cervantes me dio un gran punto de inicio, pero yo decidí hacer un viaje distinto”.

Salman Rushdie es uno de los candidatos más firmes al Premio Nobel de Literatura entre su generación, dada la variedad y potencia de su obra literaria, entre la que destacan libros como Los versos satánicos, Hijos de la medianoche y Shalimar el payaso, pero eso no le quita el sueño.

Y al hablar de lo que él conoce o desconoce de la realidad latinoamericana, confiesa que realmente es un gran creyente de no escribir sobre lo que desconoce: “Lo único que sé de Chile es lo que veo en los periódicos, soy optimista, pero en realidad no lo sé”.

Sobre las autoras que lee, comentó que, si tuviera que elegir a alguna, sería a Virginia Woolf, pero que también admira a Clarice Lispector y Doris Lessing. Sobre la necesidad de hacer las paces con hechos tan horrorosos para la realidad, compartió que decidió no incluirlos en la novela porque prefirió escribir sobre Estados Unidos, lo cual le resulta más interesante de lo que Donald Trump podría resultar.

Al abordar la inmigración, Rushdie menciona que hay personajes que son indios y quería dar a conocer esas condiciones en las que viven en Estados Unidos. Sobre la política antiinmigrante de Donald Trump, se confesó que en realidad esta es bastante sesgada, porque cuando se fue de India a Inglaterra, vivió la realidad en Estados Unidos.

“La literatura ha sido enriquecida por todos los migrantes, por toda su realidad y sus historias de diferentes lugares, como Vietnam o Nigeria; ellos representan otra manera de contar historias”.

El escritor y ensayista británico explicó que las redes sociales no son ni buenas ni malas, sólo son un medio, una herramienta. “Hay casos como la Primavera Árabe, en los que las redes sociales ayudaron a que se pudieran comunicar. Hay problemas asociados, importantes, en el caso de Facebook. Mark Zuckerberg puede resultar una persona bastante peligrosa. Algo sucede con Twitter que se ha vuelto más sutil, pero a la vez más agresivo, es el medio favorito del presidente en jefe de twitter, que lo hace aún más peligroso”.

FOTO: Portada: La decadencia de Nerón Golden”, de Salman Rushdie (Vos – La Voz)

Tomado de: NVI Noticias. Octubre 28, 2019.