Dime lo más sucio que salga de tu boca

El concepto escatología telefónica (llamadas telefónicas obscenas ) se introdujo en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en ausencia de una investigación de apoyo significativa, lo que sugiere que tal vez su adición a la categoría de parafilia no fue impulsada por la ciencia sino por el pánico moral

POR Sara Rada

El concepto escatología telefónica (llamadas telefónicas obscenas ) se introdujo en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en ausencia de una investigación de apoyo significativa, lo que sugiere que tal vez su adición a la categoría de parafilia no fue impulsada por la ciencia sino por el pánico moral

La gente hace llamadas telefónicas obscenas desde que existe el teléfono. Sin embargo, en los años recientes han comenzado a cambiar de forma, ya que las comunicaciones digitales ofrecen varias formas nuevas de lograr los mismos objetivos, al tiempo que mantienen un mayor anonimato.

Un artículo reciente en Archives of Sexual Behavior trazó la historia de las llamadas telefónicas obscenas y las personas que las realizan. A continuación, comparto parte de la línea de tiempo y algunos de los puntos clave de esta revisión.

—El teléfono fue inventado por Alexander Graham Bell en 1876.

—En la década de 1890, el término “exhibicionismo verbal” se acuñó para referirse específicamente a los hombres que obtienen excitación o placer al “gritar palabras sucias en el oído de una mujer… o, por el contrario, escuchar esas palabras en la boca de una mujer”.

—Para 1909 había una legislación en Estados Unidos que prohibía el “lenguaje obsceno, chocante para cualquier operador hombre o mujer decente”.

—En los años 20 y 30 comenzaron a surgir documentos académicos sobre el fenómeno de las llamadas sexuales no solicitadas. Este comportamiento comenzó a discutirse como una parafilia (es decir, un interés sexual inusual).

—En los años 60 del siglo pasado se pensaba que las llamadas telefónicas obscenas eran comunes en Estados Unidos. De hecho, se presentaron más de 50 mil quejas mensuales por llamadas obscenas o amenazantes, y una encuesta de estudiantes universitarias encontró que 74 por ciento de ellas recibió al menos una de esas llamadas.

—Se llevaron a cabo audiencias en el Congreso sobre este asunto y, en 1968, la “llamada telefónica perversa” se convirtió formalmente en un delito federal debido a la naturaleza interestatal de las llamadas.

“En los años 70, el Dr. John Money acuñó el término “escatología telefónica” para referirse al fenómeno del uso de llamadas telefónicas obscenas para facilitar la excitación sexual y/o el orgasmo. Sin embargo, este es sólo uno de los muchos términos que se han aplicado a este comportamiento a lo largo de los años. Otros incluyen “telefonofilia” (que significa “desconectarse del teléfono”) y “coprofonía”.

—En 1980 se agregó escatología telefónica al DSM-III (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) y ha aparecido en todas las ediciones desde la sección “Parafilias no especificadas de otra manera”, incluida la versión más reciente publicada en 2013 (el DSM-5).

Con todo lo dicho, el autor de esta revisión sugiere que es difícil saber exactamente qué tan comunes eran las llamadas telefónicas sexualmente obscenas porque las llamadas obscenas, acosadoras y molestas se agruparon en el informe. Los factores que complican más es que los estándares para lo que podría considerarse “obsceno” eran muy diferentes en aquel entonces.

También señala que, en la medida en que este fenómeno se hizo común, probablemente se esperaría mucha investigación al respecto; sin embargo, es bastante escaso y la literatura consiste principalmente en algunos informes de casos esporádicos. De hecho, la escatología telefónica se introdujo en el DSM en ausencia de una investigación de apoyo significativa, lo que sugiere que tal vez su adición a la categoría de parafilia no fue impulsada por la ciencia sino por el pánico moral.

A la luz de esto, el autor sugiere que retener la escatología telefónica en el DSM puede no ser justificable, especialmente si se considera que su definición apenas toca la superficie cuando se trata de todas las formas en que las personas pueden acosar a otros en la era digital. En otras palabras, la aparición de la escatología telefónica en el DSM puede ser más un artefacto histórico que cualquier otra cosa.

FOTO Portada Teléfono vintage (Pexels.com)

Tomado de: Mundiario. Abril 14, 2019.