Fantasías sexuales de ciencia ficción

El Efecto Coolidge se refiere al hecho de que tendemos a mostrar menos excitación al mismo estímulo sexual con el tiempo. Para contrarrestar esa tendencia, necesitamos introducir continuamente novedades en nuestra vida sexual, e imaginar escenarios de ciencia ficción es sólo una de las muchas formas de lograrlo

POR Sara Rada

El Efecto Coolidge se refiere al hecho de que tendemos a mostrar menos excitación al mismo estímulo sexual con el tiempo. Para contrarrestar esa tendencia, necesitamos introducir continuamente novedades en nuestra vida sexual, e imaginar escenarios de ciencia ficción es sólo una de las muchas formas de lograrlo

Un gran número de personas tiene fantasías sexuales que son imposibles de representar porque presentan elementos de ciencia ficción. Como evidencia de esto, el Dr. Justin Lehmiller, del portal lehmiller.com, encuestó a más de 4 mil estadounidenses sobre sus fantasías sexuales para su libro Tell Me What You Want y descubrió que más de la mitad de mis encuestados había fantaseado con un personaje ficticio de un libro o película, un tercio había fantaseado sobre una criatura mítica (como un vampiro o un hombre lobo), una cuarta parte había fantaseado con un personaje de dibujos animados o de anime, y una sexta parte había fantaseado con el sexo con un alienígena. ¡Eso es mucho sexo de ciencia ficción!

Entonces, ¿por qué hay tantas personas excitadas por estos escenarios imposibles?, ¿cuál es la psicología detrás de las fantasías de ciencia ficción? Al igual que con cualquier fantasía, diferentes personas pueden tenerla por razones muy diferentes, así que consideremos algunos de los posibles factores contribuyentes.

Primero, una forma de ver las fantasías de ciencia ficción es como una simple manifestación de la amplia necesidad de los seres humanos de novedad sexual. Como el Dr. Lehmiller ha discutido muchas veces antes, los humanos son susceptibles a algo llamado Efecto Coolidge, que se refiere al hecho de que tendemos a mostrar menos excitación al mismo estímulo sexual con el tiempo. Para contrarrestar esta tendencia, necesitamos introducir continuamente novedades en nuestra vida sexual, e imaginar escenarios de ciencia ficción es sólo una de las muchas formas de lograrlo.

El Efecto Coolidge probablemente explica por qué vemos tanta variabilidad en las búsquedas de pornografía de año en año y por qué también parece haber tantas modas en la pornografía. Por ejemplo, esto podría explicar por qué el porno Pokémon fue popular un año, mientras que el porno Fortnite fue popular al siguiente. Cuando es nuevo, la gente piensa que es caliente. Después de un tiempo, sin embargo, su interés comienza a disminuir y comienzan a buscar la próxima tendencia.

En segundo lugar, otra forma de explicar la popularidad de las fantasías de ciencia ficción es que muchos de nosotros sólo tenemos imaginación activa. Hay algo llamado una personalidad propensa a la fantasía, que implica ser un soñador muy activo. En la encuesta de Lehmiller se descubrió que las personas que obtuvieron un puntaje alto en este rasgo de personalidad informaron más fantasías sexuales sobre casi todo, incluidos los escenarios de ciencia ficción. En otras palabras, estas fantasías a veces no son más que el producto de una mente errante.

Otro posible factor que podría llevar a las personas a tener fantasías sexuales de ciencia ficción es la incomodidad con la intimidad emocional. En otras palabras, algunas personas pueden sentirse atraídas por estos escenarios porque desean una mayor distancia psicológica entre el yo y cualquier pareja potencial. Como apoyo a esta idea, Lehmiller descubrió que las personas que obtuvieron un puntaje alto en una medida de evitación del apego informaron más fantasías con temas de ciencia ficción.

Las personas con estilos de apego evasivos se sienten incómodos con la intimidad y la cercanía emocional en general. Como resultado, tienden a fantasear menos sobre socios actuales y pasados y más sobre objetivos que no conocen personalmente. Simplemente es más difícil sentir una conexión emocional con un objetivo ficticio (como un extraterrestre, vampiro o tentáculo) que con una persona real, por lo que las personas con estilos de apego evasivos pueden sentirse atraídas por fantasías de ciencia ficción precisamente porque proporcionan lo emocional distancia que están buscando.

Es importante tener en cuenta que puede haber razones más allá de las consideradas anteriormente para que las personas se sientan atraídas por escenarios sexuales imposibles. También debería reiterar que probablemente haya personas diferentes en estos escenarios por razones muy diferentes. Por lo tanto, las fantasías de ciencia ficción no son necesariamente un signo de, por ejemplo, evitar el apego, aunque, para algunas personas, este podría ser el caso.

En resumen, nuestras fantasías, ya sean basadas en la realidad o en la ciencia ficción, parecen tener orígenes muy complejos.

FOTO Portada Alien 3 Sex Robots Could Empower Pedophiles and Sex Offenders (Opinion (Newsweek)

Tomado de: Mundiario. Septiembre 27, 2019.