Carlos Arias

Es un escritor, periodista, pintor, profesor y astrólogo profesional que no puede vivir muy alejado del mar…sus escamas se le secan y se “despaisaja” y obnubilan las neuronas tierra adentro. Aunque ciertamente no es misántropo, tampoco es muy afecto a las multitudes…salvo en el Metro del detritus defecalis….donde, por alguna extraña aberración, se siente como pez en el agua. Lo criaron en Oaxaca nanas zapotecas y desde entonces siente una profunda dulzura por las mujeres y hombres indígenas. Vivió entre chinantecos para construir la XEOJN, la “Voz de la Chinantla”… también entre los negros de Valerio Trujano. Fue pescador en Sontecomapan, Veracruz. Su primer amor fue la poesía y lo sigue siendo, aunque, sinceramente, escribe poca actualmente. Se especializó en astrología financiera e infantil, y es boticario practicante de varias alquimias salutíferas. Cree en los seres humanos, aunque sabe de antemano que lo decepcionarán irremediablemente. Adora la arqueología y el primer libro que leyó completo, hace muchos años, cuando contaba sólo 11, fue uno, muy bueno, acerca de los mayas. Entonces no eran un tema de moda. Publica eventualmente el Boletín Comunal y lo envía por correo electrónico a sus contactos. Uno de sus textos favoritos es el Libro del buen amor del Arcipreste de Hita, y el otro es Finnegans Wake de James Joyce.