Cartón por kilo

El animal más bello del mundo

El animal más bello del mundo

Entre más cabrones fueran los hombres, más le gustaban. Howard Hughes la dejó sin sentido luego de estrellarle un cenicero en la cabeza. El malhumorado George C. Scott simplemente se emborrachaba antes de practicar su deporte favorito: madrear a placer a la bella Ava Gardner

LOS LIBROS, LAS PROSTITUTAS, EL TIEMPO

Como gran observador de la condición humana, Walter Benjamin escribió: “Los libros y las prostitutas entrecruzan el tiempo. Dominan la noche como el día y el día como la noche”. Por su parte, el húngaro avecindado en París, Brassaï, dedicó gran parte de su tiempo a fotografíar la oscuridad de la Ciudad Luz y de sus habitantes de la noche, entre ellas las prostitutas

LA ÚNICA PERSISTENCIA DEL HOMBRE

“Los senos de la mujer son la única persistencia del hombre; los coge al nacer y ya no los suelta hasta morir de viejo”, escribió el escritor y dramaturgo español Enrique Jardiel Poncela, cuya obra está estrechamente relacionada con el teatro del absurdo

La mandrágora en la literatura

Planta extraña, metamorfosis de ahorcados, consoladora de hechiceras lascivias, fertilizadora en ménage à trois bíblicos y con un perfume tan violento que, de acuerdo con Plinio el Viejo, trastorna a quien no sabe olerla, la mandrágora –cuenta la leyenda— se queja cuando la sacan de la tierra y el que la escucha muere

Johnny Rotten, lo duro de ser un Sex Pistol

“The Pistols fueron una unión alucinante de un grupo de personas que se detestaron nada más verse, que recelaban unos de otros y que, sin embargo, sacaron el mejor provecho de estar juntos”, escribe John Lydon en la biografía La ira es energía. Memorias sin censura

EXTRAÑO PAÍS DE NADIE. Nalgas de por medio

El enemigo a vencer de Carmen no era la juventud de Milka, ni siquiera sus nalgas consistentes de obrera, tampoco la vulgaridad manifiesta, que para algunos hombres resulta un afrodisiaco extra. Era la inocencia de Mauricio, a quien el olor de las pantaletas ajenas dio el mismo resultado que se obtiene con los gatos cuando se les unta manteca en los bigotes

Opereta de jabón

En enero de 1978 ingresé a trabajar en empresa Colgate Palmolive. Mi puesto era el de mozo, mis amigos eran mozos, y uno de ellos era Álvaro, de Salvatierra, Guanajuato. Las líneas siguientes, con mucha ficción pero también con su parte de realidad, describen la personalidad de Álvaro –al menos como lo veía yo—, pero también mi vida en común (ficticia) con una mujer que se tuvo que marchar al no ver un futuro claro al lado mío