Coronario

La guitarra de mi padre

La guitarra de mi padre

Mi padre no era cantante porque no tenía voz para serlo. Su voz era dura, grave, picoteada por los aguijones del cigarro, del café fuerte y de los hielos. Pero si tocas la guitarra la gente que te escucha suele dar por sentado que también sabes cantar. O que al menos te sabes la letra. O que al menos no la harás de karaoke para que los demás canten

Borderline y otros poemas: Vivian Sanchbraj

Borderline y otros poemas: Vivian Sanchbraj

El peor padecimiento que podría tener la poesía de Vivian es la censura, y aquí uno de los puntos esenciales para entender la propuesta de Borderline y otros poemas: se trata de una poesía con referencias anecdóticas que se inclina en la mayoría de las ocasiones por destacar la presencia femenina y por ceder a la libertad que exige la poesía, los versos

José José: reconciliación sentimental

José José: reconciliación sentimental

No me hice borracho gracias a ti, pero tuve borracheras infernales cuando el tono de tu voz se aparecía. No fui de los que dedicaban tus canciones a amores desgraciados y rotos, aunque cuando el alcohol calentaba la sangre repetía las letras de tus canciones como mantra en busca de paraísos de alcohol y reconciliación sentimental

Las contraportadas de los libros

Las contraportadas de los libros

Nadie sabe cómo es que surgieron los textos de las contraportadas de los libros. A quién se le ocurrió la idea. Está bien, no es una idea maravillosa, y tampoco inventó nada, pero supongo que ayuda a promover la novedad literaria en la mesa de novedades literarias

La salud de los escritores mexicanos

La salud de los escritores mexicanos

El ayuno de los poetas mexicanos es admirable. Pueden fumar cinco cigarrillos antes de consumir algún alimento. Pueden incluso beberse más de una caguama antes de consumir algún alimento. Pueden incluso leer algún canto de Ezra Pound antes de consumir algún alimento. En India ya los habrían consagrado como algún tipo de deidad

Desmembrados y troceados

Desmembrados y troceados

Hasta hace algunos años esos mismos hombres eran creyentes. Fieles a la virgen de Guadalupe. Fieles a Dios. Y hasta se daban el espantoso lujo de edificar mausoleos cada que un gran amigo fallecía. A partir de lo que alcanzaban a comprender de la religión en la que creían era que construían parte de su realidad

Poetisas feas, poetas guapos

Poetisas feas, poetas guapos

Los poetas jóvenes nos han ganado terreno y ahora ellos son los que se quedan con las mejores chicas, que no las inteligentes, sino las que mejor llenan los vestidos, las medias, los escotes. No importa lo que leas ni cómo lo leas. No importa si vas en chanclas o de zapatos para baile de XV años. Tienes barba. Eso sí importa

Instrucciones para armar un taller de literatura

Instrucciones para armar un taller de literatura

Comparta el cartel en su Facebook cuantas veces sea necesario; de hecho, de ser posible abra un perfil con el nombre del taller de literatura y ponga fotografías de Hemingway, de Poe, de usted o de su novia. Dígale a su diseñador que sobre la frente de las fotografías ponga un letrerito que pregunte: ¿Quieres ser escritor? No hay falla con esta pregunta

¿Por qué no me interesa escribir?

¿Por qué no me interesa escribir?

¿Para qué escribo? Créanme, no soy ingenuo, y sé bien que en la actualidad hay más escritores que lectores. De hecho, los escritores se reproducen en su propio hábitat: son como cucarachas que se esconden en las tuberías, ahí se encuentran unos con otros, se celebran, se homenajean y se reparten las becas

Literatura de mujeres: opiniones

Literatura de mujeres: opiniones

Hablar de las escritoras mexicanas… Nuestro colaborador Óscar Garduño Nájera se aventura y pisa los terrenos literarios de Valeria Luiselli, Socorro Venegas, Fernanda Melchor y Eva Castañeda Barrera, a las que denomina “voces narrativas y poéticas que darán de qué hablar”