Opera Mundi

La máquina visionaria de J.G. Ballard

La máquina visionaria de J.G. Ballard

Cada época genera sus propias fantasías de catástrofe; eso implicaría que las novelas que dan vida a alguno de estos escenarios poseen una dificultad adicional para perdurar en el tiempo. Puede que así sea, pero hay excepciones; La sequía, de J. G. Ballard, es una de ellas

La mutación de la literatura provocadora

La mutación de la literatura provocadora

Paul B. Preciado, pensador trans, nómada físico e intelectual, cronista gonzo, curador de arte, escritor multilingüe, el autor de Testo yonqui ha construido una voz personalísima, a través de artículos y de libros que consiguen equilibrar el ensayo de alto voltaje teórico con la autobiografía descarnada y la confesión

Lovecraft: las pesadillas de un burgués asustado

Lovecraft: las pesadillas de un burgués asustado

Sea en los detalles, como el nombre del gato negro de Las ratas de las paredes (1923), o de concepciones más desarrolladas como en la descripción de la bacanal depravada de mestizos grotescos en La llamada de Cthulhu (1926), toda su carrera literaria hace del racismo un sentido común

Michel Foucault: Las confesiones de la carne

Michel Foucault: Las confesiones de la carne

La confesión (junto con el bautismo) como expresión del “decir veraz”; la virginidad, como “práctica singular de un modo de relación del individuo consigo mismo”; y el matrimonio como “lugar de libidinización del sexo” son los tres ejes en torno a los cuales Foucault examina textos de los primeros autores cristianos en Historia de la sexualidad

Columbine, 20 años después

Columbine, 20 años después

El miedo es un gran potenciador del consumo, y es ahí, en el espacio de las pesadillas más atávicas, donde el negocio de las armas ha encontrado un nicho extraordinario para las ventas. Lejos de lo que se pudiera pensar, los tiroteos y las matanzas son buenos para el negocio

Goya: de brujas, locos y desnudos

Goya: de brujas, locos y desnudos

Como Mozart, como Shakespeare, como Félix Lope de Vega Carpio (más de mil trescientas piezas teatrales), como Beethoven, que lo igualó en el drama de la sordera, Goya fue un monstruo de la naturaleza. Y para ciertos críticos y expertos indiscutibles, “el primer pintor moderno”