Gabriel García Márquez

Las cafeterías más literarias del mundo

Las cafeterías más literarias del mundo

De España a Argentina, pasando por Reino Unido, Noruega o Francia, entre otros, existen en el mundo cafeterías que fueron lugar de recreo, refugio o inspiración de grandes escritores. En México, La Ópera puede presumir de haber tenido clientes de la importancia de Gabriel García Márquez, Octavio Paz y Sofía Basi

Murió Sergio Pitol, el escritor de vida nómada

Murió Sergio Pitol, el escritor de vida nómada

Sergio Pitol, autor de las novelas El desfile del amor (1984), Domar a la divina garza (1988) o La vida conyugal (1991), pasó sus últimos días en su casa del centro de Xalapa, una vivienda poblada por su colección de 12 mil libros que dispuso donar a la Universidad Veracruzana tras su muerte

Mapas inventados

Mapas inventados

En su novela Justine (1957) el escritor Lawrence Durrel sentencia que “somos hijos de nuestro paisaje”. Juan Ramón Jiménez ha dicho que “Las ideas tienen sus paisajes”, y Miguel de la Cruz que “Las aldeas son del pensamiento”. Ese paisaje real o imaginario decanta en literatura, tanto en la novela de la tierra como en la novela urbana

Cien años de soledad: medio siglo después, los mitos persisten

Cien años de soledad: medio siglo después, los mitos persisten

La novela fue publicada en mayo de 1967. La historia de cómo se escribió y publicó Cien años de soledad parece rodeada de un halo mágico. Desde el nombre del cuarto en el que la escribió (La Cueva de la Mafia), hasta la portada que tuvieron que improvisar para la primera edición porque la diseñada por Vicente Rojo no alcanzó a llegar a tiempo

Rulfo o el silencio

Rulfo o el silencio

Si bien Juan Rulfo fue un personaje más bien oscuro y apesadumbrado, trabajador de una llantera y alcohólico, alcanzó a vivir los últimos años de su vida la gloria en carne propia. Susan Sontag, Milan Kundera o Gabriel García Márquez situaron en su correcta dimensión a un autor cuya genialidad es directamente proporcional con su brevedad

La literatura no pinta canas

La literatura no pinta canas

Calíope, musa de la elocuencia, de la belleza y la poesía épica, semeja una de esas chicas que prefieren la apacible madurez antes que la potencia juvenil. Fenómenos como Mozart, quien a los cinco años ya componía obras musicales, son extraños entre los que se empeñan en organizar de modo hermoso las palabras